Limpieza de piscinas

La limpieza de piscinas es esencial para poder disfrutar de una piscina sin riesgos para la salud, ya que evita que el agua se contamine ya sea por los microorganismos que existen en la atmósfera o por los que pueden introducir las personas al bañarse. Para una correcta higiene y limpieza del agua del vaso de la piscina se debe filtrar el agua, eliminar impurezas, controlar el pH y evitar el desarrollo de microorganismos y algas.

Limpieza de piscinas

Limpieza y mantenimiento de piscinas

Algo que todo el mundo disfruta es una piscina, pero no así el limpiarla y darle mantenimiento, aunque en realidad no resulta tan difícil. Para garantizar unas condiciones saludables en las piscinas, es fundamental un saneamiento adecuado para mantener la claridad visual de agua y para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas.

En casi todas partes existen empresas que se dedican a proporcionar servicios de limpieza y mantenimiento de piscinas, pero también es posible que sea el mismo usuario quien lo realice si dispone de los conocimientos adecuados, así como las herramientas y el material necesario.

Veamos algunas tareas importantes de limpieza que se deben realizar en las piscinas para conservar el agua desinfectada y en buenas condiciones de limpieza:

  • Acidez: es muy importante controlar el pH, es decir, los valores de alcalinidad o acidez del agua, ya que de este factor dependerá en gran medida la calidad del agua. Esto se realiza con un controlador de pH y lo ideal es que los valores se mantengan siempre entre 7,2 y 7,6. De esta manera se evitan las proliferaciones de algas o daños de infraestructura e instalaciones ocasionadas por algunos sedimentos.
  • Microorganismos: la adición de cloro es importante para que el agua esté libre de microorganismos. El cloro es el producto más económico para destruir microorganismos, por lo que es muy utilizado en el mantenimiento y limpieza de las piscinas, aunque existen otros productos que también cumplen esta función, como el yodo, el ozono y el bromo, entre otros.
  • Algas: la elevada temperatura que suele tener el agua de las piscinas favorece la proliferación de algas, por lo que para evitarlo se recomienda el uso de alguicidas, junto con un agente residual que evitará su crecimiento.
  • Partículas: también se recomienda el uso de floculantes, que sirven para aglutinar pequeñas partículas sólidas en suspensión que los filtros no retienen cuando están dispersas, evitando así que el agua se vuelva turbia debido a las partículas en suspensión.
  • Impurezas: diariamente se recomienda utilizar el recolector de malla para retirar hojas, insectos, basura y otras impurezas que hayan podido traer el aire y la lluvia.
  • Incrustaciones: semanalmente es importante cepillar las paredes y el fondo para desprender incrustaciones de algas, moho o calcio que puedan acumularse. Los cepillos deben ser adecuados al material del recubrimiento de la piscina y se debe trabajar de tal forma que las impurezas sean conducidas hacia el drenaje. También resulta muy eficaz limpiar la piscina con agua a presión y un cepillo.
  • Limpiafondos: es recomendable limpiar semanalmente el fondo de la piscina con un limpiafondos, para aspirar así el agua del fondo y evitar zonas donde se acumule la suciedad.
  • Filtrado: el agua de la piscina, aspirada mediante los skimmers o el limpiafondos, después de pasar por el filtro volverá a la piscina a través de los impulsores. La bomba debe ser monitoreada diariamente para tener la seguridad de que el agua tiene la circulación debida. También deben mantenerse los filtros limpios para que el agua circule mejor, y reemplazarlos cuando sea necesario.

La limpieza y el mantenimiento de la piscina se debe realizar también en invierno. Es muy recomendable el uso de cubiertas durante el invierno, ya que se evitará tener que hacer una limpieza profunda de la piscina cuando comience la temporada de baño. Una piscina que no está limpia se puede convertir rápidamente en un foco de infecciones, lo que supone un riesgo para la salud de quienes se bañen.

Los comentarios están cerrados.