Recomendaciones de seguridad para utilizar redes Wi-Fi públicas

Los malhechores constantemente buscan nuevas maneras de atacar las computadoras ajenas, y por ello, aunque las redes Wi-Fi públicas disponibles en comercios, bibliotecas, aeropuertos, hoteles y otros lugares públicos resultan muy útiles, muchas veces no son seguras, ya que cuando se envía información, ésta puede ser interceptada por otra persona. A fin de proteger la información cuando se utilizan redes inalámbricas Wi-Fi públicas, sólo se deben visitar sitios web completamente codificados, evitando enviar información personal o financiera.

Recomendaciones de seguridad para utilizar redes Wi-Fi publicas

Consejos de seguridad para utilizar redes Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi públicas se pueden encontrar en hoteles, centros comerciales, aeropuertos, bibliotecas y universidades entre otros lugares, son muy útiles pero no convenientes si de seguridad estamos hablando. Al momento de usar una red Wi-Fi pública se deben seguir ciertas recomendaciones de seguridad para la protección de la información.

Cuando un usuario envía información por medio de una red Wi-Fi pública, como correos, fotos o vídeos, o cuando usa su cuenta bancaria, está compartiendo datos personales. Cuando se utiliza una red Wi-Fi pública y se envía información, se podría estar corriendo el riesgo de que otra persona intercepte la comunicación. Para proteger la información cuando se utilizan redes Wi-Fi públicas se debe enviar información únicamente a sitios totalmente codificados, evitando utilizar páginas web o aplicaciones móviles que requieran información financiera o personal. Cuando se ingresen datos personales mediante una red Wi-Fi pública se debe estar seguro de que el sitio web que se utiliza está completamente codificado.

Respecto a cómo funciona la codificación en una conexión online, la codificación es un elemento importante para proteger la información personal que se comparte en Internet, ya que mediante la codificación se cifra la información que se envía por Internet y se convierte en un código especial ilegible para que los ciber-delincuentes que quieran acceder a los datos no puedan hacerlo. Un sitio web codificado protege la información que el usuario envía y recibe hacia y desde un sitio. Por ejemplo, los bancos usualmente utilizan codificación para proteger toda la información transmitida durante el trayecto va desde la computadora del usuario hasta el servidor correspondiente, y del servidor al usuario.

En cuanto a cómo se puede saber si un sitio web está codificado, para saber si está codificado la dirección del sitio web debe comenzar con las letras «https». Se debe verificar que las letras «https» aparezcan en todas las páginas que se visitan en el sitio, no solamente cuando se inicia sesión y se ingresa el nombre de usuario y contraseña. Además, cuando se termina de hacer lo debido, se debe cerrar la sesión, nunca se debe dejar activa la sesión.

La mayoría de los puntos de conexión Wi-Fi públicos no requiere una contraseña WEPA o WEPA2, por lo que posiblemente no codifican la información y no son seguros. Cuando se usa una red insegura para conectarse a Internet, si el sitio web no está codificado, otros usuarios de la red pueden acceder a lo que se envía a través de la red, de tal modo que un extraño podría interferir en la sesión y acceder a nuestro nombre de usuario, contraseña y otra información personal, como documentos privados, contactos o fotos.

En cuanto a las aplicaciones móviles, no tienen un indicador visible como ocurre con las páginas web y las letras «https». Muchas aplicaciones móviles no codifican la información apropiadamente, así que no se recomienda utilizar ciertas aplicaciones móviles en redes Wi-Fi públicas, por ejemplo aquellas que requieran información financiera o confidencial. Para realizar una transacción bancaria, es mejor usar el sitio web de la compañía en lugar de la aplicación móvil, así el usuario puede verificar que la dirección web comienza con «https».

Es recomendable configurar nuestros dispositivos móviles para que no se conecten a redes Wi-Fi abiertas automáticamente, para evitar que el dispositivo se conecte sin previo aviso a redes inseguras, lo que supondría estar expuestos a la intrusión de un pirata informático.

Para acceder a las cuentas desde redes Wi-Fi públicas, puede ser recomendable usar una red virtual privada (VPN), que codificará el tráfico de nuestra computadora a través de Internet, incluso en las redes inseguras. Las redes VPN son muy utilizadas en el ámbito empresarial, para ofrecer un acceso remoto seguro a los empleados.

Es importante también mantener el software actualizado, tanto el navegador web como el software de seguridad, para proteger nuestra computadora y otros dispositivos contra los ataques más recientes. Algunos navegadores permiten instalar complementos o programas adicionales que se encargan de lanzar alertas si el usuario visita un sitio web fraudulento o se intenta descargar o instalar programas maliciosos.