Tipos de camillas de masaje

La camilla de masaje es un instrumento esencial para el masajista, ya que la mayoría de los masajes requieren una camilla. Existen numerosos tipos de camillas de masaje, como camillas de masaje de altura regulable o fija, con o sin zonas reclinables, de madera o de aluminio, eléctricas, hidráulicas o plegables, así como sillas de masaje y tablas de inversión.

Tipos de camillas de masaje

Clases de camillas de masaje

La camilla de masaje es la herramienta principal del terapeuta y debe ser de materiales resistentes, higiénicos y fáciles de limpiar.

Así se trate de masajes terapéuticos o de bienestar, el paciente debe estar perfectamente cómodo según la posición requerida para cada tipo de masaje.

Las camillas de masaje pueden ser fijas o portátiles, y tener algunas partes ajustables como respaldo o altura total de la camilla. Algunas cuentan con perforación facial para reposar la cara cuando la terapia requiere que el paciente esté boca abajo.

Las medidas estándar de las camillas de masaje son 75 cm de altura, entre 60 y 70 cm de ancho y entre 1,70 y 1,90 m de largo. Existen diversos tipos:

  • Fijas: son camillas de masaje concebidas para permanecer ubicadas en un lugar fijo, a diferencia de las camillas portátiles. Son ideales para la sala de consulta o estética por su solidez, durabilidad y comodidad.
  • Eléctricas: estas camillas de masaje cuentan con motor eléctrico para ajustar la elevación. Las camillas de dos piezas permiten el ajuste motorizado de la altura y el respaldo. Las camillas tipo spa, cuentan con hasta tres motores para ajuste de altura, respaldo y pies.
  • Hidráulicas: este tipo de camillas de masaje tienen un sistema hidráulico para regular la altura.
  • Plegable: en la actualidad se fabrican camillas de masaje plegables para cuando el terapeuta se tiene que trasladar. Las hay de peso ligero y medio, y fabricadas en aluminio, madera o plástico. Existe una gran variedad de modelos, siendo las de peso medio las que ofrecen más estabilidad y firmeza.
  • Sillas de masaje: no todas las terapias requieren de una camilla de masaje. Existen técnicas que se aplican en sillas ergonómicas que cuentan con soportes ajustables para la cabeza, brazos, piernas, pies, tórax y tienen apertura facial. Su diseño específico garantiza el adecuado acceso a brazos y espalda.
  • Tabla de inversión: es un aparato en el que se gradúa el nivel de inclinación hasta lograr la postura vertical con la cabeza abajo. Se usa para algunas fisioterapias ya que permite la descompresión de vértebras y articulaciones.

Los comentarios están cerrados.