Quiromasaje

El quiromasaje es una modalidad de masaje que se caracteriza por aplicarse con las manos, a diferencia de otras modalidades de masaje en las que se se utilizan aparatos eléctricos o instrumentos mecánicos. Generalmente, para facilitar el desplazamiento de las manos durante el masaje se utilizan cremas o aceites, en ocasiones con propiedades aromáticas.

Quiromasaje

Qué es el quiromasaje

La palabra quiromasaje proviene del griego "quiros" que significa manos y de "masaje", amasar, y se denomina así para establecer una diferencia con otras técnicas de masaje donde se utilizan aparatos que pueden ser eléctricos o mecánicos.

La forma más primitiva del masaje es el acto reflejo de presionar y/o frotar una zona donde se siente dolor. A partir de ahí, el masaje y sus diferentes técnicas han ido evolucionando junto con el ser humano.

Después de la primera guerra mundial el quiromasaje cobró mucha popularidad ya que se demostró la gran ayuda que era en la recuperación de tantos heridos o lesionados de guerra. Entonces empezaron a surgir aparatos electromecánicos y otros instrumentos de rehabilitación por lo que el quiromasaje comenzó a decaer.

En ese momento, los pocos masajistas cualificados que quedaron después de las grandes guerras, iniciaron un movimiento de preparación y especialización de nuevos masajistas pero ahora enfocándose al terreno de la estética, el deporte y la relajación dejando un poco de lado la terapéutica popular.

En la actualidad, el quiromasaje es una técnica totalmente científica efectuada por profesionales, y su práctica incorpora técnicas como el masaje japonés, el masaje sueco, la digitopuntura y el masaje sensitivo, entre otros.

Los efectos producidos por el quiromasaje son de diferentes tipos y pueden ser desde simplemente relajación y eliminación del estrés, hasta fisiológicos o terapéuticos, ya que son de gran ayuda en tratamientos para mejorar la circulación o recuperar la movilidad, por lo que sus efectos también pueden ser psicológicos.

Para que durante el quiromasaje las manos se desplacen con facilidad sobre el cuerpo del paciente es necesario el uso de algún aceite o crema. Cuando la terapia no requiera de deslizamiento sino de agarre, entonces se puede recurrir al uso de magnesia o talco. En algunos casos, la piel permite trabajar sin necesidad de aplicar ninguna sustancia.

Aunque el quiromasaje es un método seguro, siempre es conveniente consultar con el médico en caso de embarazo o de padecer alguna enfermedad de la piel, quemaduras, tumores, ganglios inflamados, enfermedades vasculares, venas varicosas, esquinces agudos o enfermedades agudas.

Los comentarios están cerrados.