Drenaje linfático manual

El drenaje linfático manual es un tipo de masaje estético que consiste en maniobras manuales muy suaves, cuyo objetivo es activar el funcionamiento del sistema linfático superficial a fin de desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada, a territorios linfáticos sanos para optimizar su evacuación hacia el torrente venoso.

Drenaje linfatico manual

Qué es el drenaje linfático manual

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje terapéutico que forma parte de la fisioterapia y que tiene como objetivo desalojar el exceso de líquido intersticial, que es líquido contenido en el espacio entre las células del organismo (intersticio) y cuya misión es proveerlas de nutrientes y recibir sus desechos.

La linfa es una sustancia líquida que se filtra hacia el intersticio para recoger las sustancias que no pueden ser llevadas por la sangre, generalmente proteínas y moléculas de gran tamaño como pueden ser las grasas.

Estas sustancias, por diversos motivos patológicos, pueden quedar acumuladas en algún punto del organismo y mediante el drenaje linfático manual, son movilizadas a los pozos de drenaje linfático sanos.

Lo que se busca es que la linfa circule nuevamente de manera correcta previniendo que se acumule en algún punto o que se sature de toxinas, lo que puede llegar a derivar en infecciones serias.

Así, con el drenaje linfático manual, la linfa es dirigida a los ganglios linfáticos superficiales donde será filtrada para reanudar el ciclo.

El objetivo final es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de substancias de desecho o gérmenes nocivos.

Las manipulaciones y maniobras específicas del drenaje linfático manual están orientadas fundamentalmente a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.

La realización del drenaje linfático manual requiere de un profundo conocimiento de la anatomía y fisiología humanas, por lo que es recomendable que el tratamiento se reciba siempre de manos de un profesional.

El drenaje linfático manual es utilizado principalmente para tratar los linfedemas o edemas linfáticos, que son edemas o acumulaciones de líquido en los canales linfáticos del cuerpo.

El drenaje linfático manual también está indicado para otros padecimientos como celulitis, acné, mala circulación en las piernas, rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis, padecimientos de las articulaciones y como tratamiento post-operatorio para cirugías estéticas.

La técnica para obtener los mejores resultados es aplicada siempre de una manera muy suave, por lo cual el drenaje linfático manual resulta totalmente indoloro. El tratamiento es proporcionado en sesiones de al menos una hora.

Los comentarios están cerrados.