Kinesioterapia

La kinesioterapia, kinesiterapia o cinesiterapia, es una ciencia de la salud englobada en el área de conocimiento de la fisioterapia, que consiste en el tratamiento y rehabilitación física de enfermedades y lesiones mediante el movimiento. La kinesioterapia se puede clasificar en activa o pasiva según efectúe los ejercicios el propio paciente o el fisioterapeuta.

Kinesioterapia

Qué es la kinesioterapia

La kinesioterapia, también conocida como cinesiterapia o kinesiterapia, es una rama de la fisioterapia que consiste en el tratamiento de lesiones o enfermedades a través del movimiento. Tiene por objetivo ayudar al paciente a recuperar o conservar la movilidad, evitar la rigidez articular y perfeccionar la respuesta muscular.

La kinesioterapia favorece también la capacidad fisiológica y psicológica del paciente, ya que busca principalmente la minimización de sus discapacidades al potencializar sus capacidades.

La kinesioterapia se puede clasificar en activa o pasiva:

  • Kinesioterapia pasiva: es aquella en la que el paciente no realiza ninguna acción. Es el terapeuta quien efectúa lo que pueden ser tracciones, presiones, flexiones y algunas torsiones.
  • Kinesioterapia activa: es aquella en la que es el paciente quien efectúa los ejercicios ya sean de movimiento o de resistencia.

Por otra parte, los movimientos específicos de la cinesiterapia se pueden realizar utilizando máquinas e ingenios mecánicos, como mesas de manos, ruedas, tabla de pedales o sistema de pesos y poleas, disciplina que se denomina mecanoterapia.

Entre los beneficios que aporta la kinesioterapia podemos mencionar los siguientes:

  • Creación o regeneración ósea.
  • Mejoría en la nutrición muscular lo que deriva en aumento de masa muscular.
  • Mejoría en las articulaciones debido a que se incrementa la capacidad de producción de líquido sinovial.
  • Favorece la oxigenación del organismo y un mejor funcionamiento fisiológico general.

En la kinesioterapia se puede incluir la aplicación de frío o calor, ultrasonido, rayos infrarrojos o electroestimulación directa a los músculos afectados así como algunos masajes.

El kinesiólogo debe tomar en cuenta todas las características personales de cada paciente para elaborar un programa totalmente adecuado a las necesidades del paciente.

Un tratamiento de kinesioterapia debe ser recomendado por un médico y ser aplicado por especialistas certificados en la materia.

Es frecuente que el kinesioterapeuta realice algunas sesiones donde instruirá al paciente sobre la forma de realizar los ejercicios en casa de manera que no siempre se tenga que trasladar a la clínica.

Se recomienda precaución y consultar al médico en el caso de mujeres embarazadas, personas con cardiopatías, osteítis o cáncer.

Los comentarios están cerrados.