Sillón de masaje

Un sillón de masaje o sillón masajeador, es un aparato eléctrico de alta tecnología capaz de aplicar un relajante masaje en cuerpo y piernas, simulando algunas de las técnicas utilizadas por los fisioterapeutas. Los sillones de masaje usualmente permiten configurar numerosos parámetros del masaje, como duración, zonas a tratar, tipo de masaje o intensidad.

Sillon de masaje

Características de los sillones de masaje

Un sillón de masaje consiste en un sillón que por su diseño y componentes, puede aplicar masajes en diferentes partes del cuerpo, según el modelo. Funciona con electricidad y cuenta con selección de funciones, zonas a tratar e intensidad del masaje. Algunos también disponen de fuente de calor, que puede ser sólo lumbar o también incluir en el asiento.

El sillón masajeador resulta de gran ayuda para aquellas personas que por su ritmo diario de actividades requieren llegar a casa y disponer de unos momentos para relajarse y poder descansar.

Existen sillones masajeadores que pueden proporcionar diversos tipos de masaje, como shiatsu, por vibración, por bolsas de aire y otros. Algunos cuentan con una gran variedad de funciones a seleccionar, como la dirección de los giros de masaje, la intensidad y la zona de cuerpo a donde se desea dirigir el masaje.

En muchos de ellos se pueden hacer combinaciones entre las distintas funciones del sillón. Todo esto se controla usualmente con un control a distancia, aunque algunos ya se pueden programar y manejar desde dispositivos como un teléfono móvil con Android.

Las bolsas de aire con que cuentan algunos sillones de masaje son específicamente para masajear brazos, piernas y pies, ya sea los miembros completos o por separado, así como antebrazos y pantorrillas, dependiendo de las características del sillón. Algunos cuentan con rodillos para aplicar el masaje en los pies.

La inclinación de los sillones masajeadores es regulable mecánicamente, aunque algunos modelos que cuentan con programación y temporizador, al completar los 15 minutos que es la duración máxima, se incorporan automáticamente.

Algunas marcas han lanzado al mercado un sillón de masaje denominado Cero Gravedad, en el que la posición es similar a la que se adopta en un ambiente sin gravedad, por lo que el peso del cuerpo se distribuye en el sillón de tal forma que da una sensación de total ligereza. En este sillón, la persona queda en la posición Zero Gravity, diseñada por la NASA para los astronautas durante el despegue, ya que es la que menos presión ejerce en la columna y extremidades. Además cuenta con una amplia gama de posibilidades de ajuste para un masaje absolutamente relajante.

El sillón masajeador resulta de gran ayuda para aquellas personas que por su ritmo diario de actividades requieren llegar a casa y disponer de unos momentos de tranquilidad y relajación.