Lectores de ebooks

Un lector de libros electrónicos o lector digital es un dispositivo cuya función principal es visualizar libros electrónicos. Su diseño emula el libro de papel tradicional, por lo que ofrece movilidad, autonomía y alto contraste. En general, cualquier dispositivo con pantalla y memoria puede reproducir eBooks, como ordenadores, portátiles, PDAs o tablets, pero sin las ventajas de la tecnología de tinta electrónica del lector de libros electrónicos, que ofrece efecto papel, alto contraste y bajo consumo.

Lectores de ebooks

Libros electrónicos y lectores

Estrictamente hablando, eBook (también llamado libro electrónico, libro digital, e-book o ebook) es la versión digital de un libro, y eReader (también llamado e-reader, lector de ebooks, lector de libros electrónicos, lector electrónico, lector de libros digitales o lector digital) es el dispositivo que reproduce el contenido del eBook. Sin embargo, es habitual utilizar el término eBook para referirse tanto al libro como al reproductor.

Historia de los lectores de libros electrónicos

Después de que la primera generación de libros electrónicos fracasara, los lectores de libros electrónicos han evolucionado espectacularmente desde que Amazon lanzó en 2009 el lector de libros electrónicos Kindle 2, cuya popularidad ha provocado que numerosos fabricantes como Kobo hayan lanzado sus modelos al mercado.

Tinta electrónica

La llegada de la tecnología de tinta electrónica fue clave para que el eBook recibiera el impulso definitivo, ya que resolvió dos graves problemas de los lectores de libros electrónicos: la comodidad de lectura y la autonomía. Básicamente, una pantalla de tinta electrónica funciona mediante unas esferas con una parte negra y otra blanca, que muestran una cara u otra según la corriente aplicada, generando así la imagen y la tonalidad.

Con la tinta electrónica, la vista se cansa menos por la ausencia de retroiluminación, se obtiene alto contraste y la autonomía es muy alta, unas 10.000 páginas por carga, dado que una vez renderizada la imagen en el lector de libros electrónicos las esferas no precisan energía, sólo consumen al cambiar de página.

Los inconvenientes de la tinta electrónica son la lentitud al cargar una nueva página, la ausencia de color (los paneles actuales son en blanco y negro) y que se necesita luz para leer por no tener retroiluminación.

Formatos de libros electrónicos

Existen multitud de formatos de libros electrónicos, libres y propietarios, con y sin DRM, genéricos y nativos, por lo que tendremos que verificar los formatos soportados antes de adquirir un lector de libros electrónicos.

Derechos de autor en los libros electrónicos

Algunas editoriales, en su pretensión de protegerse frente a la posible pérdida de ingresos por los derechos de autor de sus obras, han desarrollado conjuntamente con empresas tecnológicas como Adobe y Microsoft, sistemas de seguridad denominados DRM (Digital Rights Management, Gestión de derechos digitales) destinados a restringir la libertad del usuario para elegir el lector de libros electrónicos o la fecha de lectura, pudiendo incluso borrar libros ya comprados. Otras editoriales en cambio, ofrecen sus eBooks sin DRM, respetando los deseos y derechos de los lectores. En la práctica, todos los sistemas de DRM implantados en el mundo digital han sido eludidos por los usuarios.

Los comentarios están cerrados.