Pantalla multitáctil

Una pantalla multitáctil o multitoque (multi-touchscreen o multi-touch en inglés), es un tipo de pantalla táctil que reconoce simultáneamente múltiples puntos de contacto, por lo que permite manejar dispositivos e implementar comandos mediante determinados gestos o movimientos de los dedos, utilizando para ello varios contactos simultáneos de los dedos.

Pantalla multitactil

Qué es una pantalla multitáctil

La tecnología de pantalla multitáctil básicamente es similar a la tecnología de pantalla táctil, pero su gran diferencia es que permite un contacto múltiple con la pantalla.

Algunos de los teléfonos móviles inteligentes más conocidos y vendidos en el mundo poseen esta tecnología, permitiéndole al usuario controlar la interfaz con dos o más contactos a la vez, así como también realizar ciertos gestos dactilares para determinados comandos a ejecutar.

Así pues, la tecnología multitáctil es un método de entrada para una pantalla táctil que permite que dos o más dedos sean utilizados en una pantalla a la vez, simultáneamente. Esta tecnología fue introducida al mercado cuando los teléfonos móviles comenzaron a permitir gestos dactilares como el de pellizcar una imagen y arrastrar sus dedos para agrandarla.

Estrictamente, a la tecnología multitáctil se la conoce por ser una técnica de interacción persona-computador. Para que esta tecnología de pantalla multitáctil funcione adecuadamente, no solo se necesitara un hardware especial, sino también un software adecuado, que le permita al computador comprender el múltiple contacto de la pantalla y ejecutar los comandos específicos que requiere el usuario.

Al igual que las pantallas táctiles simples, las pantallas multitáctiles se apoyan en la tecnología capacitiva o resistiva, por lo que pueden estar basadas en matrices de sensores ópticos que obtienen la posición de varios puntos de contacto a la vez, o en sensores de presión que calculan el ángulo de posición de los puntos de contacto determinados. Así, el controlador detecta en coordenadas de posición dónde se encuentran los dedos, y envía esta información para ejecutar los comandos específicos requeridos.

Pero la pantalla multitáctil no sólo presenta como punto fuerte la capacidad de poder utilizar varios (o todos) los dedos a la vez sobre la pantalla, sino que además ofrece otros beneficios, como su alta resolución, sus costos relativamente bajos y su increíble capacidad para traducir gestos dactilares intuitivos y ejecutar a partir de ellos distintas acciones.

Los comentarios están cerrados.