Amago de portabilidad móvil

Un amago de portabilidad móvil es el proceso consistente en solicitar una portabilidad a otra operadora, a pesar de querer permanecer en la operadora actual, con el fin de obtener acceso a mejores condiciones u ofertas, ya que las operadoras móviles intenta retener a sus actuales clientes ofertándoles diferentes mejoras en sus contratos y tarifas. Para hacer un amago se sigue el mismo trámite que para una portabilidad, se solicita el cambio al operador receptor y una vez tramitada la gestión, ya podrá cancelarse.

Amago de portabilidad movil

Qué es un amago de portabilidad móvil

La portabilidad móvil (MNP, Mobile Number Portability o WNP, Wireless Number Portability) es el proceso que permite a un cliente darse de baja en su operador actual y simultáneamente solicitar el alta con otro operador, conservando su número.

Para tramitar una portabilidad móvil, el cliente debe solicitarlo al operador receptor y especificar que desea el alta con portabilidad de número. La operadora receptora enviará la solicitud a la operadora donante y se encargará la tramitación.

La solicitud de portabilidad móvil puede ser cancelada por el cliente dentro de unos plazos, que suelen ser de hasta un día y medio antes del momento en que se hace efectiva la portabilidad, plazo que comunicará la operadora. Aunque las portabilidades son gratuitas, algunas operadoras cobran la cancelación, ya que su tramitación tiene un coste para las operadoras que pueden repercutir al cliente.

Usualmente los clientes pueden cancelar su solicitud de la portabilidad como máximo hasta un día y medio antes del comienzo del cambio de operadora, día comunicado previamente. Debe tenerse en cuenta que la cancelación de la portabilidad únicamente puede realizarla el operador receptor, lo que reduce notablemente la capacidad del operador donante para realizar contraofertas para retener al cliente. También se pretende evitar cancelaciones fraudulentas de última hora no solicitadas por el usuario.

En el momento en que un cliente de una operadora de telefonía móvil solicita la portabilidad, el operador donante utilizará la información obtenida durante el proceso de portabilidad para intentar retener al cliente mediante una contraoferta que mejore sus condiciones comerciales. Estas contraofertas suelen incluir un descuento en un móvil, un descuento en tarifas o incluso un móvil gratis, siempre en función del gasto y de la fidelidad del usuario. Un 40% de las solicitudes de portabilidad en usuarios de telefonía móvil se cancela antes de llevarse a término.

Dado que para retener al cliente, las operadoras realizan ofertas especiales que no ofrecen al público general ni en sus webs ni en sus tiendas, incluyendo mejores servivios, mejores tarifas y posiblemente un terminal nuevo, muchos clientes han llegado a la conclusión de que la mejor forma de obtener una mejora de sus condiciones o un nuevo terminal es hacer un amago de portabilidad móvil, a la espera de que la operadora haga una buena contraoferta.

Los usuarios que utilizan la táctica del amago de portabilidad para que la compañía les haga una oferta más ventajosa o con un móvil de mayor calidad, deben tener en cuenta que en algunos casos los plazos se acortan mucho y el cambio de compañía puede realizarse en apenas 24 horas, sin más esperas, por lo que tendrá que tener cuidado con los plazos. Si se demora, tendrá que aceptar el contrato que haya firmado con el nuevo operador, incluidas las posibles cláusulas de permanencia que haya acordado.

Además, únicamente el operador receptor está capacitado para cancelar la portabilidad, por lo que puede poner trabas al usuario para evitar la cancelación, como por ejemplo cobrar gastos por cancelar una portabilidad si el motivo de la cancelación es una contraoferta o un amago.

Los comentarios están cerrados.