Guía para comprar ropa de ciclismo

La ropa de ciclismo es un tipo de ropa deportiva diseñada específicamente para practicar el ciclismo, una actividad física dura que exige un buen material para practicarla con la debida seguridad. Junto con una buena bicicleta, adquirir ropa de ciclismo de calidad es la mejor inversión que puede hacer un ciclista, ya que proporciona confort, seguridad, protege de las inclemencias del tiempo y permite alcanzar un rendimiento óptimo.

Guia para comprar ropa de ciclismo

Consejos para comprar ropa de ciclismo

La vestimenta que se emplea para la práctica del ciclismo incluye numerosas prendas exclusivas para esta actividad deportiva, ya que es un deporte con características muy peculiares. Contar con el material adecuado facilita mucho su práctica. Veamos los principales elementos que componen el equipamiento ciclista:

  • Maillot: camisetas deportivas diseñados específicamente para los ciclistas, por lo que se caracterizan por ser prendas cómodas, ligeras y ajustadas. Están fabricados con tejidos elásticos y transpirables, y cuentan con bolsillos en la parte posterior que permiten llevar el chubasquero, ropa de abrigo, alimentos, teléfono móvil, repuestos o la documentación. Puede ser de manga corta para verano o de manga larga para invierno.
  • Culote: el pantalón de ciclista es una de las prendas indispensables para practicar el ciclismo. Cuenta con una pieza acolchada llamada badana ubicada en la zona de contacto con el sillín que incrementa la comodidad frente al golpeteo de la carretera. Puede ser corto para verano o largo para invierno.
  • Guantes: son esenciales para practicar el ciclismo, ya que facilitan el agarre del manillar, proporcionan amortiguación gracias a su acolchado y son un elemento de seguridad de gran importancia en las caídas. Pueden ser sin dedos para verano o completos para invierno.
  • Zapatillas: no están diseñadas para caminar sino para transferir de manera eficaz la fuerza de las piernas a los pedales. Disponen de una suela altamente rígida, son ligeras y llevan calas para los pedales automáticos. Las de mountain bike son más resistentes y tienen suela con tacos para poder andar. Para tiempo frío y lluvioso existen modelos invernales.
  • Chaleco: prenda sin mangas de tejido térmico, transpirable y al mismo tiempo impermeable al viento, que protege del frío sin provocar sudoración excesiva. Resulta muy útil en tiempo fresco.
  • Chaqueta: prenda térmica, de manga larga, cortavientos y resistente a la lluvia fina, que se utiliza en invierno, con tiempo frío o lluvia fina.
  • Casco: elemento de seguridad esencial, siendo además obligatorio su uso en muchos países. Debe ser muy ventilado para evacuar con rapidez el calor y refrigerar la cabeza.
  • Gafas: son indispensables para practicar el ciclismo, ya que protegen los ojos de los impactos de piedras, polvo e insectos. Las de verano llevan cristales oscuros que ofrezcan protección contra los rayos solares, mientras que las de invierno llevan cristales claros, amarillos, naranjas o transparentes para mejorar la visión, ya que en invierno hay menos visibilidad.
  • Botines: son prendas de abrigo que cubren el pie por encima del calzado. Protegen del frío, la lluvia y el viento, por lo que deben ser térmicos e impermeables.
  • Chubasquero: prenda impermeable, y a poder ser reflectante, cuya función es proteger de la lluvia. Debe llevarse en todas las salidas.
  • Poncho para la lluvia: prenda impermeable que sirve para protegerse de la lluvia intensa, por lo que debe estar fabricado con tejidos muy impermeables.
  • Perneras: prendas de abrigo que cubren únicamente la pierna, y se utilizan junto con el culote corto para proteger las piernas del frío para momentos puntuales, pudiendo retirarlas cuando la temperatura sube.
  • Manguitos: prendas de abrigo que sólo cubren el brazo, y se utilizan junto con el maillot corto para proteger los brazos del frío en momentos puntuales de bajas temperaturas, pudiendo removerlos cuando la temperatura sube.
  • Calcetines: para verano deben ser frescos, finos y altamente transpirables, mientras que en invierno se emplean calcetines térmicos que aíslen del exterior.
  • Camiseta interior: prenda que está en contacto directo con la piel y cuya principal función es evacuar el sudor. Para verano se emplean camisetas de manga corta, finas y transpirables, mientras que para el invierno son de manga larga y térmicas.
  • Gorro: indispensable en invierno, debe ser fino para poder llevarlo bajo el casco sin producir malestar, y estar fabricado de tal modo que proporcione aislamiento térmico, aísle del viento, ofrezca protección frente a la lluvia, absorba el sudor y seque rápidamente.
  • Gorra: prenda para cubrir la cabeza que formaba parte del equipamiento clásico del ciclista cuando todavía no se había generalizado el uso del casco. Hoy en día se utiliza bajo el casco.
  • Cinta para el cuello multifunción: la cinta tubular o buff, se emplea sobre todo para cubrir el cuello, aunque se puede usar también como pañuelo, venda, gorro, muñequera y otras variaciones. Un pañuelo o bandana, aunque no es tan versátil, también puede usarse de manera similar.
  • Mono: prenda ajustada que combina en una sola pieza el maillot y el culote. Se emplea en contrarreloj y en triatlón, y se fabrican con tejidos elásticos y de secado rápido, como la lycra, para minimizar la resistencia al aire.