Vestimenta en tres capas en ciclismo

La vestimenta en tres capas es una forma de vestirse que permite mantener el cuerpo seco frente a la lluvia y la nieve, refrigerado frente al calor y abrigado para combatir las bajas temperaturas. La vestimenta en 3 capas se puede aplicar a todo tipo de actividad que realicemos, y básicamente consiste en combinar tres prendas de ropa de tal manera que podamos proteger nuestro cuerpo de las inclemencias meteorológicas y de nuestro sudor.

Vestimenta en tres capas en ciclismo

Vestimenta en 3 capas

Para el ciclista es muy importante el tipo de vestimenta, ya que debe estar abrigado, libre de sudor y con libertad de movimiento. La vestimenta en tres capas consiste en llevar tres capas ligeras y adecuadas de ropa, en vez de una sola capa gruesa, que resulta incómoda e ineficaz. En cambio, cuando se visten varias capas, éstas se pueden quitar y poner según se requiera.

En toda actividad deportiva debemos elegir nuestra vestimenta de tal modo que consigamos dos objetivos:

  • Mantener el cuerpo seco, tanto de la humedad procedente de la lluvia como de nuestro propio sudor.
  • Mantener el cuerpo a una temperatura óptima, protegiéndonos tanto de las bajas temperaturas como del calor excesivo.

Combinando 3 capas de ropa para vestirnos podemos conseguir ambos objetivos de la siguiente manera:

  • Primera capa o capa interior: es la capa que se encuentra en contacto con la piel y su principal función es evacuar el sudor.
  • Segunda capa o capa térmica: es la capa intermedia cuya función básica es aislarnos térmicamente, permitiendo al mismo tiempo la evacuación del sudor.
  • Tercera capa o capa exterior: es la capa expuesta directamente al exterior, por lo que debe aislarnos de la humedad exterior, protegernos del viento, permitir la evacuación de nuestro sudor y ser resistente a las rozaduras, abrasión y desgarros.

Un aspecto básico es que la suma de humedad mas frío da como resultado mucho más frío. Por ello, todas las capas, especialmente las prendas que van pegadas a la piel, deben ser de materiales transpirables que no conserven la humedad, sino que en vez de ello transporten la humedad del sudor hacia el exterior.

Respecto al aislamiento térmico, debe ser siempre el adecuado, ya que si se va demasiado abrigado el sudor comienza a humedecer la ropa, que al entrar en contacto con el aire, se enfría. Por el contrario, si el aislamiento térmico es insuficiente no podremos retener el calor que genera el cuerpo al estar en movimiento, por lo que no entraremos en calor y nuestro rendimiento disminuuirá.

El concepto de vestimenta en 3 capas se aplica a todo el cuerpo, piernas, manos, pies y cabeza. Para un adecuado y práctico sistema de vestimenta en tres capas aplicado al ciclismo se recomienda disponer de lo siguiente:

  • Primera capa o capa interior: camisetas interiores de manga corta y larga que faciliten la transpiración, culote corto, calcetines ligeros transpirables, guantes cortos de malla.
  • Segunda capa o capa térmica: forro polar delgado y grueso, culote largo térmico, guantes térmicos, gorro fino, calcetines térmicos.
  • Tercera capa o capa exterior: cortavientos, chubasquero, chaqueta a prueba de agua, guantes impermeables, gorro impermeable, pantalones a prueba de agua, botines impermeables.

La vestimenta en tres capas permite afrontar circunstancias meteorológicas muy diferentes, combinando únicamente tres prendas, cada una con una función bien definida, de distintos grosores y características según las temperaturas y el tipo de actividad que realicemos. Manteniendo el cuerpo seco y una adecuada temperatura, la vestimenta en tres capas contribuye a un mejor rendimiento y desempeño.