Legalidad de los localizadores de radares

La legalidad de los localizadores de radares es muy cambiante de un país a otro, por lo que siempre debemos comprobar la legalidad de nuestro localizador de radares, ya que en ciertos países el uso o posesión de un detector de radar o un generador de interferencias es ilegal y puede suponer la incautación del dispositivo, multa o incluso el decomiso del vehículo. Generalmente los avisadores de radares vía GPS son legales, mientras que los detectores de radares y los inhibidores o jammer suelen ser ilegales.

Legalidad de los localizadores de radares

Legalidad de los sistemas localizadores de radares

Los sistemas localizadores de radares cada vez son más populares, pero entre los clientes normalmente hay una gran confusión sobre la legalidad de estos dispositivos anti-radar.

Cada vez se compran más dispositivos de este tipo, pero los conductores habitualmente tienen dudas e insisten en preguntar a ver si son legales, dado que hay grandes diferencias en las leyes regulatorias acerca de los localizadores de radar de un país a otro.

Debemos tener en cuenta que en ciertos países el uso o posesión de un detector de radar o un generador de interferencias es ilegal y puede implicar el decomiso o inmovilización del vehículo, una fuerte sanción o la incautación del detector.

Por ello, siempre debemos comprobar la legislación aplicable en cada país en particular antes de su uso y adquisición, para asegurarnos de la legalidad de nuestro avisador de radares, ya que es muy cambiante de un país a otro:

  • Avisador de radares: los avisadores de radar vía GPS generalmente son legales. Los sistemas de aviso por GPS que informan de la posición de los sistemas de vigilancia del tráfico normalmente no constituyen infracción.
  • Detector de radares: aunque la legalidad del detector de radares varía mucho de un país a otro, generalmente son ilegales. En algunos países son legales ya que no interfieren en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, en otros países son ilegales dado que permiten eludir la vigilancia, mientras que en otros países son alegales o de situación indefinida, por carecer de una legislación precisa al respecto. Además, debemos tener en cuenta que en muchos países puede ser ilegal no sólo utilizar un detector de radares sino su adquisición o el simple hecho de llevarlo instalado, lo que puede conllevar la inmovilización del vehículo.
  • Inhibidor de radares (jammer): generalmente son ilegales, dado que instalar inhibidores de radar o laser en los vehículos o cualesquiera otros mecanismos encaminados a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico normalmente es ilegal. En muchos países es ilegal conducir vehículos que tengan instalados inhibidores o poseer cualquier producto que transmita señales de radar con la intención de efectuar interferencias a los equipos de radar para la vigilancia del tráfico, incluyendo inhibidores tanto de radar como de laser.

Los comentarios están cerrados.