Bienes inmuebles

Se denomina bienes inmuebles a todos aquellos bienes considerados bienes raíces, que están unidos de modo inseparable al suelo, de tal manera que son imposibles de trasladar o separar del suelo sin ocasionar daños a los mismos porque forman parte del terreno o están anclados a él, como parcelas, casas, edificios, pisos, naves industriales, construcciones o fincas.

Bienes inmuebles

Qué son los bienes inmuebles

Se denominan bienes inmuebles a todos aquellos vinculados directamente al suelo, tanto física como jurídicamente, como casas, terrenos, fincas, parcelas, urbanizaciones o naves industriales, entre otros. Se caracterizan fundamentalmente porque forman parte del terreno en que se encuentran y son inseparables de él. El término inmueble procede del latín immobilis, que significa inmóvil.

Por el contrario, los bienes muebles son aquellos que pueden trasladarse de un lugar a otro conservando su integridad, como automóviles, motocicletas, embarcaciones o aviones.

A diferencia de los bienes muebles, los inmuebles acarrean un estatus jurídico cuyos puntos fundamentales son:

  • Se pueden inscribir en el Registro de la propiedad, lo que implica una mayor seguridad para los titulares de dichos bienes.
  • Representan el principal objeto de las garantías hipotecarias.
  • Cuentan con unos plazos de prescripción adquisitiva mayores que los exigidos para los bienes muebles.

Debe tenerse en cuenta que para algunas legislaciones, tanto los buques como las aeronaves, son considerados bienes inmuebles a efectos jurídicos registrales.

Desde el punto de vista del Derecho fiscal, los bienes inmuebles conllevan la carga de varios impuestos:

  • Impuesto sobre bienes inmuebles: se paga anualmente y se trata de un tributo resultante del gravado de las propiedades según su valor catastral.
  • Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos urbanos: tributo directo que grava el incremento del valor de los terrenos al momento de su transmisión.
  • Tributo sobre la renta: es un tributo directo que grava la renta de las personas físicas. Este impuesto grava la titularidad de los bienes inmuebles cuando están en desuso por sus propietarios y no producen ingresos, y se trata de un impuesto por rendimientos del capital inmobiliario basado en su valor catastral.
  • Impuesto sobre el patrimonio: se trata de un tributo directo en el que se grava el bien inmueble como parte del patrimonio neto de las personas físicas.

Los comentarios están cerrados.