Hipoteca inversa

Se denomina hipoteca inversa a un crédito o préstamo hipotecario dirigido a personas mayores, que permite convertir en dinero el valor patrimonial que representa la propiedad de su vivienda, sin perder la titularidad. El propietario de la vivienda realiza disposiciones periódicas o en un cobro único, y una vez fallecido, los herederos deberán liquidar la situación con el banco.

Hipoteca inversa

Qué es una hipoteca inversa

Se denomina hipoteca inversa a la operación financiera pensada y diseñada para dar liquidez a aquellos mayores de 65 años, o personas dependientes, a través de la posibilidad de que puedan convertir en dinero el valor de propiedad de su vivienda habitual, sin prescindir de su titularidad.

Bajo el sistema de hipoteca inversa, los beneficiarios y propietarios del inmueble podrán realizar disposiciones periódicas o como cobro único, dispensadas por la entidad de crédito, pero siempre hasta un importe máximo determinado por la tasación de la propiedad. Una vez cumplido este límite, los perceptores de la hipoteca inversa, dejarán de disponer de dicha renta. A diferencia de otro tipo de hipotecas o préstamos, la deuda aumenta con el tiempo a medida que se van cobrando mensualidades.

El plan de hipoteca inversa debe ser aprobado y concedido por una entidad de crédito o aseguradora, una vez comprobados los requisitos que deben cumplir los beneficiarios, como ser mayores de 65 años o afectados de dependencia grave.

La valoración de la propiedad deberá estar a cargo de una sociedad de tasación, y el inmueble debe estar asegurado contra daños.

Cabe destacar que el importe del crédito de hipoteca inversa estará condicionado por diferentes factores relacionados con las características de la propiedad, la tasación del inmueble y la forma de percibir la renta.

Una vez fallecido el deudor hipotecario o el último beneficiario, las responsabilidades sobre el crédito se transmitirán automáticamente a los herederos, que deberán liquidar la situación con la entidad financiera.

Ante la posibilidad de que los herederos no quieran o no puedan cancelar el crédito hipotecario, el banco podrá cobrar los débitos vencidos con intereses, mediante la ejecución de la hipoteca.

Tipos de hipotecas inversas

Existen tres tipos principales de hipotecas inversas:

  • Hipotecas inversas vitalicias: el banco se compromete a pagar una renta mensual durante toda la vida al solicitante, aunque suele ser inferior a las temporales. Además, los bancos pueden requerir la contratación de un seguro de renta vitalicia para cubrir los costes en el caso que las rentas cobradas superen el límite de la hipoteca.
  • Hipotecas inversas temporales: se recibirán rentas por una duración limitada, que se fija en el contrato. Las cuotas en esta modalidad de hipoteca no tributan al IRPF.
  • Hipotecas inversas de disposición única: cuando se recibe un único pago al firmar la hipoteca.

¿Debo ser mayor de 65 años para solicitar una hipoteca inversa?

La mayoría de entidades requieren que los solicitantes sean mayores de 65 años o tengan una discapacidad mayor o igual al 33%, pero algunos bancos no lo exigen.

Requisitos de una hipoteca inversa

El solicitante debe ser propietario y residir en la vivienda en cuestión, además de ser mayor de 65 años o con una discapacidad. Segundas residencias o vivienda vacacional no será aceptada por los bancos.

¿Puedo solicitar una hipoteca inversa para segunda residencia?

No, uno de los requisitos de las hipotecas inversas es que el solicitante resida en la vivienda.

¿Qué pasa en caso de fallecimiento con hipoteca inversa?

Los herederos recibirán el bien (la vivienda) y también la deuda de la hipoteca inversa. En esa situación, deberán escoger entre estas opciones:
– Vender el inmueble y pagar al banco la deuda pendiente
– No aceptar la herencia. En este caso, el banco ejecutaría la garantía hipotecaria. 
– Quedarse con la vivienda, asumiendo la deuda.
– Contratar una nueva hipoteca.

¿Cómo funciona la hipoteca inversa?

El solicitante pide un préstamo hipotecario ofreciendo su vivienda habitual como garantía a cambio de una cantidad equivalente a un porcentaje de su tasación, cobrado mensualmente o en un solo monto. El principal beneficio de las hipotecas inversas es que la persona puede seguir viviendo en la misma vivienda durante el resto de su vida.

¿La hipoteca inversa genera intereses?

Sí, la hipoteca inversa genera intereses en cada mensualidad, e incluso se siguen acumulando una vez se ha llegado al límite de prestaciones.