Campo de golf

Un campo de golf es un área amplia de hierba natural al aire libre donde se practica el golf. Generalmente un campo de golf se compone de 9 ó 18 hoyos, y dado que el golf no tiene una superficie de juego estandarizada, uno de sus atractivos es disfrutar de diferentes entorno naturales.

Campo de golf

Características de los campos de golf

Cuando se habla de golf, nos referimos al deporte que se practica al aire libre en una cancha de gran superficie de hierba natural, a diferencia del mini-golf, que se desarrolla generalmente en áreas pequeñas hechas de materiales artificiales.

El campo de golf, a diferencia de muchos otros deportes, no tiene estandarizada su superficie.

Generalmente el campo de golf se compone de 9 a 18 recorridos fragmentados. Al final de cada uno de estos pequeños recorridos se encuentra un hoyo donde el objetivo es introducir la bola de golf con la menor cantidad de golpes posibles. Cada uno de los recorridos fragmentados se denomina hoyo.

El nombre de cada uno de los hoyos en el campo de golf está dado por el recorrido de los mismos dentro de la cancha. Así el primer hoyo se llama hoyo 1, el segundo hoyo se llama hoyo 2 y así sucesivamente todos los hoyos hasta llegar al hoyo 9 ó 18, según las dimensiones del campo de golf. En algunos casos, a los hoyos se les dan otros nombres, por ejemplo, nombres conmemorativos, o nombres que estén relacionados con la dificultad del hoyo en el campo de golf.

Básicamente, los campos de golf se pueden dividir en dos categorías:

  • Campo de golf profesional: aquel que mide más de 6.400 metros (7.000 yardas), midiendo desde los tees de salida y pasando por todos los hoyos hasta llegar al hoyo 18.
  • Campo de golf turístico: aquel que mide menos de 6.400 metros en su totalidad.

Algunas de las partes principales que componen un campo de golf son:

  • Tee o salida: es una superficie pequeña, con la hierba muy bien cortada, donde se da el primer golpe para cada hoyo.
  • Calle: es el recorrido entre el tee de salida y el green, la zona donde está el agujero. Consta de dos tipos de superficies: la calle propiamente dicha o fairway, zona de hierba bien cortada donde resulta fácil golpear la bola, y el rough, superficie de hierba alta poco cuidada que dificulta el golpe siguiente.
  • Obstáculos: para dificultar el juego y añadir dificultad al hoyo, se emplean distintos tipos de obstáculos, como agujeros de arena o de hierba (búnker), obstáculos de agua (water hazard) o árboles.
  • Green: terreno muy bien alisado, con la hierba fina y muy corta, donde está situado el hoyo, con una bandera en su interior. Para incrementar la dificultad del juego, generalmente cuenta con ondulaciones que influyen notablemente en la rodadura de la bola.

La dificultad de un hoyo depende de numerosos factores, como la distancia entre la salida y el green, la visibilidad del green, el número y la posición de las trampas, la proporción entre superficie de calle y de rough, la horizontalidad de la zona del green o la dificultad del rough.

Los comentarios están cerrados.