Palos de golf para niños

Por sus especiales características físicas, los niños necesitan especial atención a la hora de comprar los palos adecuados y no deberían usar palos para adultos, sino palos de golf para niños específicamente adaptados a los niños en peso, longitud, flexibilidad de la varilla y cantidad de palos en el set.

Palos de golf para ninos

Características de los palos de golf para niños

A la hora de iniciar a los niños en el juego del golf, antes de las primeras lecciones, que pueden ser clases particulares, clases grupales o incluso dadas por los padres, se deben comprar unos palos adecuados para el chico o la chica. La duda surge al preguntarnos cuáles son los más indicados y qué se debe tener en cuenta a la hora de comprar unos palos de golf para niños.

Veamos algunos elementos a valorar al adquirir unos palos de golf para niños:

  • Longitud del palo: al igual que ocurre con la ropa de los niños, los palos de golf para niños pueden quedarse pequeños en sólo unos meses. Para que puedan durar un poco más, es preferible comprarles unos palos un poco largos, sin ser demasiado altos para él, de tal manera que ofrzacn más durabilidad.
  • Varilla: para los niños, es recomendable una varilla de un material ligero como el grafito, debido a que al ser pequeños y no tener experiencia, van a poder levantar el palo con mayor facilidad si tienen un palo liviano. En cuanto a la flexibilidad, muchos fabricantes adaptan los palos para que se acomoden al swing de los niños.
  • Fabricante: todos los principales fabricantes de palos de golf disponen de líneas específicas para niños: Ping con su línea Junior Clubs, Nike vende palos de golf con diferentes alturas para acomodarse a los jugadores y Taylor Made cuenta con palos especiales para niños.
  • Cantidad de palos: otro elemento a considerar, pero no el menos importante es cuántos palos de golf comprarle al pequeño. Aunque la composición de un set es algo muy variable, pues depende de muchos factores, los set de palos de golf para niños suelen incluir hierros de 6 a 9, una madera 3 y, dependiendo de la situación, un driver.

Una última cosa a tener en cuenta es que son niños. Se debe crear un ambiente agradable, sin excesivos detalles técnicos ni exigencias abrumadoras, de tal manera que al chico le resulte divertido el juego.

Los comentarios están cerrados.