Cocedor al vapor

Un cocedor al vapor, también llamado olla vaporera, es un electrodoméstico para cocinar alimentos al vapor, que se compone de un depósito de agua con una resistencia térmica y recipientes donde se colocan los diferentes alimentos a cocinar. El cocedor de vapor permite cocinar alimentos al vapor, una forma de cocinar muy saludable que permite preparar comidas ricas en vitaminas y nutrientes.

Cocedor al vapor

Características de los cocedores al vapor

El cocedor al vapor también se conoce como olla vaporera y permite cocinar los alimentos con el calor del vapor. Esto es lo que permite que conserven la mayoría de sus cualidades nutritivas, ya que se colocan en el cocedor dentro de un recipiente que impide que se escapen líquidos y aire.

El cocedor al vapor se compone de un depósito de agua con una resistencia térmica y un recipiente para los alimentos. Una vez conectado el aparato, el agua se calienta, y de este modo se genera el vapor que cocina los alimentos.

Debemos destacar que las vaporeras cuecen al vapor sin presión, por lo que el agua se lleva a ebullición en las condiciones de presión ambientales normales, de tal manera que el vapor de agua cuece los alimentos a 100°C.

Las vaporeras eléctricas tienen un diseño que permite utilizar con mayor eficacia el vapor, ya que limitan el escape del vapor por debajo de una presión predeterminada. Esto contribuye a que no se eleve demasiado la temperatura, que en un cocedor de vapor nunca supera los 100°C, lo cual permite que se conserve mejor el sabor de los alimentos.

Además, las vaporeras liberan menos calor en la cocina, lo que ayuda a mantenerla fresca durante los veranos calurosos.

La mayoría de cocedores al vapor incluyen un depósito recolector de jugos, por lo que se aprovechan mejor los nutrientes que en otros procesos de cocción, en donde se diluyen en el agua o el aceite, o simplemente se evaporan.

También suelen contar con un panel de control con temporizador, y algunos pueden disponer también de la función de mantener calientes los alimentos ya preparados y la de apagarse cuando el agua del depósito se agota.

La mayoría de los cocedores de vapor disponen de diferentes recipientes, que suelen ser apilables, de tal manera que es posible cocinar diferentes alimentos de una sola vez. Los alimentos que necesitan más calor se colocan abajo y los que precisan menos calor se colocan en los recipientes superiores. Así, una de las ventajas del cocedor al vapor es que debido a las propiedades aislantes del vapor, es posible cocinar al mismo tiempo varios platos sin riesgo de mezclar sabores y aromas.

Otra ventaja de los cocedores de vapor es que se conservan mejor las propiedades nutritivas de los alimentos, ya que en una olla vaporera la temperatura nunca supera los 100°C. Además, para cocinar al vapor no hace falta aceite ni otro tipo de grasas, por lo que es un método que permite preparar comidas saludables, ricas en vitaminas y nutrientes.

Por otra parte, el cocedor de vapor ofrece una gran rapidez para preparar los platos, por lo que se debe poner especial cuidado en no exceder el tiempo requerido, con el fin de conservar las propiedades y la textura de los alimentos.

Los cocedores de vapor eléctricos son compactos y fáciles de usar, y sus componentes generalmente resisten el lavavajillas. Esto, aunado a la calidad nutritiva de los alimentos cocinados al vapor, los convierten en una de las mejores opciones disponibles en la actualidad para elaborar platos sabrosos y saludables.

Los comentarios están cerrados.