Barbacoas

Una barbacoa, también llamada asador o parrillero, es una construcción u horno que incluye una parrilla, y se utiliza para cocinar carnes de diferentes animales mediante el calor de un fuego, utilizando como combustible leña, carbón o gas. La parrilla es la rejilla de hierro que se sitúa encima del fuego o las brasas para asar o tostar los alimentos, que reciben el calor en forma lenta.

Barbacoas

Características de las barbacoas

La barbacoa, que también se conoce como asador o parrillero, se usa para cocinar carnes de diversos animales. Su uso está ampliamente difundido en todo el planeta, ya que asar o tostar los alimentos es una de las formas de cocinar más extendida.

Generalmente en la barbacoa se quema carbón, madera o gas, aunque algunas barbacoas funcionan con electricidad, a base de resistencias y otras por medio de rayos infrarrojos. Algunas personas prefieren la que quema carbón o madera, ya que la carne toma un sabor especial según la madera o el tipo de carbón utilizado.

Así, según la fuente de energía o combustible, podemos distinguir varios tipos de barbacoas:

  • Barbacoas de leña.
  • Barbacoas de carbón.
  • Barbacoas de gas.
  • Barbacoas eléctricas.

Según su construcción, se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Barbacoas de obra.
  • Barbacoas prefabricadas.
  • Barbacoas portátiles.

Las barbacoas de obra se construyen de acuerdo al espacio disponible, las necesidades y las preferencias del usuario.

Existen barbacoas prefabricadas en diferentes tamaños, modelos y acabados de manera que el usuario puede elegir de acuerdo a sus necesidades y posibilidades y generalmente son de muy fácil instalación.

También existen asadores portátiles de muy diversos tipos, algunos de ellos plegables, con tapa o sin ella, con ruedas y con una serie de accesorios para facilitar la preparación del asado.

Existen modelos tan sencillos, que únicamente cuentan con la superficie para colocar el combustible y la parrilla, hasta modelos muy sofisticados y completos, con accesorios como superficies para preparar y cortar, tapa, soporte con mecanismo giratorio para asar animales enteros o piezas de carne muy grandes y algunas otras facilidades más.

La parrilla de la barbacoa, la rejilla de hierro que se sitúa encima del fuego o las brasas, también se fabrica en diferentes tipos. Algunas son simples travesaños metálicos alineados, con cierta separación entre sí.

Otras parrillas están construidas con una serie de piezas en forma de V, muy cercanas entre sí, que desembocan en una especie de canal o recipiente, con la finalidad de que los jugos y grasa que suelta la carne fluya por los canales sin caer al fuego, evitando que la carne se impregne de olor a grasa quemada.

La variedad de opciones que existen en la actualidad permiten encontrar un estilo de barbacoa que se adapte a cada necesidad y presupuesto, para poder disfrutar de una agradable parrillada en compañía de la familia y amigos.

Los comentarios están cerrados.