Diván

Un diván es un tipo de mueble para sentarse o tumbarse similar al sofá, que generalmente se fabrica sin respaldo y con dos cojines en los extremos, a manera de brazos, aunque muchos modelos tienen cabeza pero no parte posterior. Dado que los divanes tienen un asiento largo formado por un colchón, permiten tanto sentarse como acostarse, por lo que pueden servir incluso para dormir en ellos ocasionalmente.

Divan

Características de los divanes

Básicamente, un diván es una base o plataforma sobre la que se coloca un colchón y se emplea tanto para sentarse como para acostarse. Es un tipo de mueble similar al sofá, y generalmente se fabrica sin respaldo y con dos cojines en los extremos, a manera de brazos

El uso y el nombre del diván se remontan a varios siglos atrás en Medio Oriente. El algunas oficinas de gobierno en el Imperio Otomano, se colocaban estos asientos a todo lo largo de las paredes de las salas. Dichas oficinas eran llamadas diván o diwan, de tal manera que la palabra pasó a designar también al asiento desde mediados del siglo XVIII.

El diván fue uno de los muebles lujosos que Europa importó de Oriente en el siglo XVIII. En el siglo XIX se les llamaba divanes turcos y llegaron a colocarse también en muchas cafeterías, incluso era una gran moda tener un diván en el tocador, ya que llegaron de la mano del movimiento literario del romanticismo.

A partir del desarrollo del psicoanálisis, también en el siglo XIX, el diván se empieza a utilizar en las consultas de psicoanálisis para que el psiquiatra pueda escuchar a sus pacientes sentándose a espaldas de ellos, evitando así el contacto visual, lo cual se sigue haciendo hasta la fecha.

Un diván resulta una excelente opción para habitaciones con poco espacio, como apartamentos pequeños, estudios, cuartos de juegos o habitaciones para huéspedes, que normalmente se pueden usar para otras actividades y ocasionalmente para dormir en ellas. En las habitaciones de los niños resultan muy útiles en caso de que por enfermedad o alguna otra razón los padres necesiten pasar la noche en esa misma habitación junto a los pequeños.

El diseño de los divanes generalmente es muy sencillo y actualmente muchos de ellos llevan cajones en la parte inferior para aprovechar aún más el espacio.

El diván se fabrica usualmente sin respaldo y lleva dos cojines en los extremos, a manera de brazos, aunque muchos modelos tienen cabeza pero no parte posterior. Los hay en una gran variedad de estilos y materiales para poderlos adaptar a las medidas de la habitación así como al estilo de decoración.

Los divanes son muy confortables debido a que en su construcción se emplean materiales que ofrecen un magnífico soporte que permite relajarse agradablemente, por lo que resultan una excelente opción. Dado que tienen un asiento largo formado por un colchón, los divanes permiten tanto sentarse como acostarse, por lo que pueden servir incluso para dormir en ellos ocasionalmente.

Los comentarios están cerrados.