Impresora color

Una impresora color es un periférico de ordenador que permite imprimir en color documentos digitales, como textos, gráficos y fotografías, sobre soportes físicos, normalmente papel o transparencias. Hay varios tipos de impresora color, de inyección de tinta, que utilizan cartuchos de tinta y son las más populares a nivel doméstico, laser, que emplean toner y son muy utilizadas en entornos profesionales, LED y de sublimación.

Impresora color

Tipos

Hay varios tipos de impresora color según la tecnología utilizada:

  • Impresora color de inyección de tinta: imprimen pulverizando tinta sobre el papel mediante las boquillas del cabezal. Existen modelos con cuatro cartuchos de tinta (uno para cada color), con dos (uno para el negro y otro para los colores) y con un único cartucho. Son adecuadas para uso doméstico, para realizar pocas impresiones al mes de alta calidad.
  • Impresora color laser: un laser graba eléctricamente la imagen de la página en el tambor, éste captura los pigmentos del toner, para finalmente transferir la tinta al papel. Son adecuadas para oficinas con muchas impresiones al mes, con alta calidad y a gran velocidad.
  • Impresora color LED: son similares a las impresoras laser, pero en lugar de laser utilizan una matriz de diodos LED como fuente de luz en el cabezal para provocar la adhesión del toner al tambor de impresión. Las impresoras LED ofrecen una calidad de impresión similar a las laser, pero suelen ser más económicas debido a que se suprimen diversos componentes como el laser, los espejos poligonales y la unidad de control
  • Impresora de sublimación: utilizan calor para transferir la tinta al soporte a partir de una cinta con tinta que contiene los 4 colores CMYK repartidos por franjas. Se imprimen los colores en la zona deseada de uno en uno mediante la aplicación de calor. Las impresoras de sublimación están orientadas para aplicaciones de color de alta calidad en el ámbito del revelado profesional, como la fotografía profesional.

Características

Veamos algunas características importantes en una impresora color:

  • Sistema de colores: normalmente la impresora color utiliza cuatricromía CMYK, aunque existen modelos con seis colores o más para imprimir fotografías.
  • Color y mono: conviene que la impresora color admita modo color o mono, de cara a optimizar el consumo de tinta. Es importante también que continúe imprimiendo aunque algún color se haya agotado, al menos con una configuración básica monocolor.
  • Calidad de impresión: viene especificada por la densidad de puntos, que se expresa en ppp (puntos por pulgada). Cuanto más alta sea la densidad de puntos ppp más nítida y detallada será la impresión, aunque también influyen otros factores como la tinta y el papel. La calidad de impresión de las de inyección es muy alta, pero las laser las superan. Algunas impresoras ofrecen varias calidades de impresión para economizar tinta, generalmente borrador, normal y alta resolución.
  • Velocidad: la velocidad de impresión es muy importante en una impresora color. Se expresa en ppm (páginas por minuto) y las laser superan claramente a las de inyección.
  • Conectividad: la conexión estándar es el puerto USB, pero los modelos avanzados disponen de conexión de red Ethernet o inalámbrica Wi-Fi o Bluetooth.
  • Impresora fotográfica: los modelos específicamente diseñados para imprimir fotografías alcanzan una calidad comparable a un laboratorio fotográfico.
  • Impresión directa: muchas impresoras soportan protocolos de impresión directa (como PictBridge) e imprimen directamente desde cámaras digitales, teléfonos móviles, tarjetas de memoria o memorias USB, sin intervenir el PC.
  • Coste: en una impresora color debemos valorar el coste por página impresa teniendo en cuenta el precio de compra, los consumibles y su duración. Las laser tienen un precio de compra superior a las de inyección, pero el coste por página impresa es menor.
  • Impresora dedicada vs multifunción: para muchos usuarios domésticos o pequeñas oficinas, puede resultar más adecuado adquirir una impresora color multifunción que una impresora dedicada, ya que ahorran mucho espacio y resultan más económicas.