Alojamiento compartido

Se denomina alojamiento compartido o hosting compartido, a un tipo de hosting muy utilizado por las empresas dedicadas al alojamiento web, que consiste en que todos los sitios web alojados en una misma máquina comparten los recursos disponibles. El alojamiento compartido es una alternativa económica frente a los servidores dedicados y los servidores virtuales.

Alojamiento compartido

Qué es el alojamiento o hosting compartido

En alojamiento web, el alojamiento compartido o hosting compartido es una modalidad muy utilizada, a la hora de registrar una cantidad considerable de dominios y sitios web en una misma máquina.

En este tipo de alojamiento, todos los sitios web comparten los recursos disponibles. La cantidad de sitios a alojar dependerá de las características del procesador, memoria, espacio en disco y carga del sistema, pudiendo alojar en un mismo equipo desde unos pocos a miles de sitios web.

Veamos las principales ventajas del hosting compartido:

  • Los costos de alojamiento web han ido descendiendo dada la demanda creciente por parte de empresas, personas y organizaciones por formar parte de Internet.
  • Gracias a los avances tecnológicos en lo referente a capacidad de cómputo de las máquinas servidores, es posible alojar múltiples sitios en una misma computadora.
  • Los costes operativos de las empresas dedicadas al alojamiento web han disminuido debido a los avances tecnológicos y el incremento de demanda, lo que ha supuesto también una reducción del coste de arrendamiento de máquinas servidores, por ejemplo racks.

Como desventajas del alojamiento compartido podemos citar:

  • A raíz de la cantidad de sitios alojados en una misma máquina y la existencia de administradores (webmasters) independientes entre sí, utilizando numerosas aplicaciones web distintas, se dificulta el mantenimiento de programas de seguridad del servidor web, a medida que se descubren vulnerabilidades en las aplicaciones y éstas no son actualizadas. Esto aumenta la vulnerabilidad global del sistema y puede acarrear problemas de seguridad.
  • Todos los sitios alojados comparten los recursos del servidor, por lo que si éste es sobrecargado pueden generarse fallas y problemas de rendimiento que hagan frágil al sistema, afectando a todos los sitios alojados en la máquina.
  • En un hosting compartido no existe autonomía entre los propietarios de los sitios web, todos los sitios dependen de lo que hagan el resto, tanto en términos de seguridad como de rendimiento.

Respecto a la implementación de servidores para alojamiento compartido, usualmente las empresas de hosting utilizan alojamiento virtual (virtual hosting), método que permite alojar múltiples nombres de dominio en una máquina con sólo una dirección IP.

Los servidores con alojamiento compartido suelen tener los siguientes componentes:

  • Servidor web que procese los pedidos de páginas web de los clientes, como Apache.
  • Servidor de base de datos, utilizado por las aplicaciones web para almacenar datos, como MySQL.
  • Servidor de nombres de dominio que permite traducir nombres de dominio en direcciones IP, como Bind.
  • Servidor FTP para transferir archivos entre la máquina cliente y el servidor, como proFTPd.
  • Servidor SSH para administración remota segura, como OpenSSH.
  • Servidor SMTP de correo electrónico, como Postfix.
  • Cliente de correo con interface web, que permita visualizar, borrar, enviar y recibir mensajes mediante el navegador, como Squirrelmail.
  • Panel de control desde donde se crean usuarios, sitios, cuentas de correo, bases de datos o cuentas FTP, como cPanel.