Tomar el sol y depilación laser

Dado que en la depilación laser el color de la piel es un factor de gran relevancia, es conveniente aplicar las sesiones cuando la piel no está bronceada o cuando el bronceado haya desaparecido. Además, también se recomienda no exponerse directamente al sol durante los siguientes 15 días al tratamiento, o hacerlo con protección solar total en la zona depilada.

Tomar el sol y depilacion laser

El sol y la depilación laser

La piel es el órgano más grande del ser humano y es nuestra primera protección frente al medio ambiente, por lo que debemos cuidarla especialmente. Al estar bajo un tratamiento de depilación láser, es importante tener cuidados especiales respecto a tomar el sol, pues esto implica ciertos riesgos.

La piel bronceada presenta una mayor cantidad de melanina que capta la energía del láser del mismo modo que lo hace el vello, con lo que se pueden ocasionar quemaduras.

A pesar de que existen tecnologías especiales para pieles morenas como el láser Neodimio-Yag y el diodo Soprano, estos utilizan menor potencia y sigue siendo necesario dejar pasar un período de tiempo sin broncearse antes de acudir a la sesión de depilación láser.

Esto se debe a que tanto el bronceado como la depilación, cualquiera que sea el método empleado, siempre constituyen una agresión a la piel. Incluso el afeitado y la depilación con cera deben ser realizados unos días previos al bronceado y no deben realizarse inmediatamente después de tomar el sol.

La mayoría de los especialistas aconsejan no exponerse al sol 30 días antes y después de la sesión de depilación láser, pues de lo contrario podrían aparecer manchas oscuras en la piel.

Asimismo es muy importante usar un factor de protección solar total durante el tratamiento, independientemente de que haya pasado el tiempo recomendado por el especialista.

Es importante destacar que las precauciones especiales se aplican para las zonas tratadas, y los riesgos de manchas son solamente para las áreas tratadas con depilación láser, por lo que si tan solo se aplica el tratamiento en las axilas, sólo éstas deben ser protegidas de la exposición a los rayos UVA.

Debe considerarse siempre que cuanto mayor contraste exista entre el tono de la piel y el vello, mayor efectividad tendrá la depilación láser, y que la piel es un órgano delicado que siempre se debe proteger de los factores del medio ambiente, especialmente si la estamos sometiendo a tratamientos cosméticos.

Los comentarios están cerrados.