Depiladoras eléctricas

Cada vez es más importante tener el cuerpo libre de vello, lo cual exige dedicar tiempo y presupuesto además de soportar las incomodidades que implica el afeitarse o depilarse. Entre los métodos que existen uno de los favoritos es la depiladora eléctrica. Con ella es posible lograr resultados rápidos y satisfactorios.

Depiladoras electricas

Características de las depiladoras eléctricas

La depiladora eléctrica puede usarse cómodamente en el hogar o de viaje ya que el diseño es ligero y compacto. Al no dilatar los poros ni emanar calor resulta más higiénica que otros métodos y evita el oscurecimiento de la piel delicada así como la aparición de varices y hematomas.

Básicamente, la depiladora eléctrica funciona con un sistema de múltiples pinzas giratorias que van arrancando rápidamente el vello desde la raíz. La velocidad puede ser graduable y generalmente mientras más rápido gira se obtienen mejores resultados.

El primer diseño de depiladora eléctrica sólo se recomendaba para ser usado en piernas o axilas y constaba de un largo resorte enrollado que al girar arrancaba el vello desde la raíz. Esta clase de depiladora ha sido sustituida por el de sistema de pinzas, ya sean metálicas o de cerámica. Existen diferentes marcas y modelos, incluyendo algunas especiales para el rostro o zonas delicadas y difíciles.

En términos generales podría decirse que una buena depiladora eléctrica con pinzas de cerámica puede extraer vello incluso de 0.5 mm, medida que no es suficiente para el uso efectivo de la cera.

Al igual que con otros métodos, usar una depiladora eléctrica por primera vez puede resultar doloroso y también algunos vellos pueden romperse sin haber removido la raíz. Pero con su uso sistemático ambos problemas disminuyen paulatinamente.

Vemos así que tener en casa una depiladora eléctrica, que en términos generales no es un artículo costoso y menos aún comparado con otros métodos, puede resultar muy conveniente, ya sea para adoptarla como sistema regular de depilación o para alguna emergencia cuando aparece el vello antes de lo previsto y no es posible acudir al especialista.