Depiladora laser

Una depiladora laser o fotodepiladora es una máquina que se utiliza para aplicar tratamientos de depilación laser, uno de los tratamientos estéticos más demandado por los clientes. Una depiladora laser puede ser para centros de estética, para uso médico o para uso doméstico, pero todas funcionan de forma similar, emiten pulsos de luz que aplicados sobre una zona concreta destruyen el folículo piloso por calentamiento sin deteriorar la piel.

Depiladora laser

En qué consiste la depilación laser

La fotodepilación es un nombre genérico que engloba a todos los sistemas de depilación por luz, que puede ser mediante Laser o Luz Pulsada Intensa. Para el tratamiento se usa una depiladora laser y se efectúa en varias sesiones de manera progresiva.

La técnica consiste básicamente en emitir con la depiladora laser un haz de luz sobre la zona a tratar que calienta la melanina del folículo piloso, destruyéndolo sin dañar los tejidos adyacentes. La energía la absorbe la melanina del vello, motivo por el cual cuanto más negro es éste mejores serán los resultados. La melanina de la piel también absorbe energía, de manera que los individuos de piel morena son más propensos a experimentar quemaduras.

Precauciones

Para emplear una depiladora laser con seguridad y obtener una depilación de calidad es imprescindible tomar algunas precauciones:

  • Únicamente personal cualificado debe manejar una depiladora laser. En el caso de una depiladora laser doméstica deben seguirse estrictamente las recomendaciones del fabricante.
  • Historia clínica: en función del tipo de piel, fototipo, estructura y densidad del vello, zona a depilar, patologías, alteraciones hormonales y medicamentos fotorreactivos, se determinará el laser más apropiado, los parámetros y el número de sesiones.
  • Antes de cada sesión se rasura el vello sin arrancar el pelo de raíz, a fin de que los pelos estén en fase de crecimiento.
  • Después de cada sesión se evitará exponer al sol la zona tratada, como mínimo durante 3 semanas y no nadar en agua clorada.
  • Entre sesiones es imprescindible aguardar a que el pelo no eliminado vuelva a crecer, puesto que la fotodepilación solamente es eficaz en la fase de crecimiento del vello.
  • Para utilizar una depiladora laser se utilizarán gafas específicas para evitar quemaduras oculares.
  • Se evitará la fotodepilación estando bronceado, dado que la piel oscura puede sufrir quemaduras.
  • La fotodepilación puede originar molestias leves o enrojecimiento de la piel, que se calman sin anestésicos, aplicando crema con aloe vera.

Tipos de laser

Cada tipo de laser se caracteriza por la longitud de onda emitida, y es adecuado para distintas clases de piel y vello.

  • Laser de Rubí (694 nm): fototipos claros, del I al III.
  • Laser de Alejandrita (755 nm): fototipos oscuros, hasta el IV.
  • Laser de Diodo (800 nm): fototipos oscuros como el V.
  • Laser de Diodo Soprano (800 nm): fototipos sumamente altos.
  • Laser de Neodimio-Yag (1064 nm): todo tipo de piel.
  • Luz Pulsada Intensa (590-1200 nm): todo tipo de piel, útil para el vello facial.

Los comentarios están cerrados.