Depilación IPL

La fotodepilación IPL o depilación mediante Luz Pulsada Intensa, emplea luz incoherente de múltiples frecuencias, entre 590 y 1200 nm, que se desplaza en todas direcciones, obteniendo una longitud de onda determinada según el filtro utilizado, lo que hace que las depiladoras IPL sean más versátiles que las depiladoras laser, por disponer de varias longitudes de onda.

Depilacion IPL

Qué es la fotodepilación IPL

Junto con la depilación láser, la depilación IPL (Intense Pulsed Light, Luz Pulsada Intensa), es una técnica de fotodepilación que consiste en la emisión de energía en forma de luz que es absorbida por la melanina del vello, aumentando la temperatura de éste hasta destruir su raíz.

La técnica de depilación IPL consiste en una lámpara flash que genera un haz de luz intensa cuyo espectro oscila de 515 nm a 1.200 nm. La depilación IPL, a diferencia del láser, no emite un haz de luz continua, sino pulsaciones de luz intensa y se usan diferentes filtros para generar una longitud de onda determinada.

La técnica IPL aplicada a la fotodepilación data de finales de los 90, pues se detectó que en los pacientes cuyas manchas solares o derrames capilares eran tratados mediante IPL se reducía significativamente el vello en las áreas tratadas.

La aplicación correcta de la depilación IPL proporciona en muchos casos mejores resultados que la depilación láser. Aplicada sola, esta técnica no es recomendada para vellosidad blanca, clara o rojiza ni para pieles morenas oscuras y negras.

Sin embargo, existe una técnica que combina la depilación IPL con radiofrecuencia, dando excelentes resultados en pigmentaciones de piel obscuras y en vellosidad clara, compensando con ella la falta de efectividad de la IPL en pacientes con las características mencionadas.

La depilación IPL es lenta y requiere incluso más sesiones que la depilación láser. Sin embargo, se adapta a una mayor cantidad de tipos de vellosidad y piel debido a que su longitud de onda tiene variaciones.

Al igual que la depilación láser, la depilación IPL se considera un método definitivo, aunque depende de las características particulares la persona tratada. En la mayoría de los casos se reduce el vello en un 80% o más y retrasa el crecimiento del vello así como su grosor.

Como existen folículos pilosos en desarrollo, estos producirán vello en algún momento, sin embargo este vello en la mayoría de los casos resulta mucho más delgado y débil que el que existía originalmente en la zona que fue tratada con depilación IPL.

Los comentarios están cerrados.