Pasaporte biométrico

El pasaporte biométrico o pasaporte electrónico, es un pasaporte que además de la información que se encuentra impresa en papel, contiene un circuito electrónico incrustado que permite almacenar información adicional. El chip generalmente duplica la información del titular del pasaporte que se encuentra impresa y además añade datos adicionales útiles para autentificar el usuario, como sus rasgos biométricos.

Pasaporte biometrico

Pasaporte biométrico

El pasaporte biométrico o pasaporte electrónico, como también es conocido, es un documento de identificación válido a nivel internacional al que se ha incorporado un minúsculo chip, generalmente del tipo RFID, para almacenar información digitalizada.

El pasaporte biométrico es un documento que se imprime digitalmente y posee una lámina especial de policarbonato provista de un circuito electrónico o chip, en donde se almacenan datos biométricos de la persona para su autentificación ante las entidades internacionales.

En la actualidad, el pasaporte electrónico está reemplazando al antiguo pasaporte de viajero en muchos países, y su uso ha sido establecido como norma universal por los países miembros de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Características del pasaporte biométrico

El diminuto chip presente en los pasaportes biométricos permite que se almacene en ellos datos de identificación de la persona, datos de origen e información sobre los viajes realizados. El chip generalmente duplica la información impresa del titular del pasaporte y además añade datos adicionales que facilitan la tarea de autentificar el usuario, como sus rasgos biométricos.

Generalmente se trata de un chip de tipo RFID (Radio Frequency Identification, identificación por radiofrecuencia), tecnología que sirve para transmitir la identidad del objeto mediante ondas de radio.

También permite que dicha información sea ampliada y copiada por los diferentes entes autorizados, de tal manera que los datos almacenados pueden ser verificados a través de dispositivos especiales, presentes en los puestos de control de cada país.

Estos pasaportes biométricos son realizados con alta tecnología y bajo un centenar de medidas de seguridad, que garantiza la veracidad de la información registrada y evita además que los datos sean objeto de prácticas fraudulentas, así como la falsificación del pasaporte.

Cabe señalar que cada país es libre de decidir qué tecnología usar y es responsable de las medidas de seguridad tomadas, para evitar el fraude en el pasaporte biométrico.

Datos biométricos almacenados

Los datos biométricos registrados en los pasaportes electrónicos pueden variar de acuerdo a su país de origen, sin embargo generalmente se usan los mismos y corresponden a las características biométricas más usadas actualmente en sistemas de autentificación.

Los datos biométricos más comúnmente contenidos en los pasaportes electrónicos son los siguientes:

  • Huellas dactilares.
  • Iris del ojo.
  • Reconocimiento facial de cara 2D y 3D.
  • Reconocimiento de voz.
  • Características geométricas de la mano.
  • Reconocimiento de escritura y firma.
  • Geografía de las venas, ya sea de la mano o de los dedos.

Los comentarios están cerrados.