Certificado digital

Un certificado digital o certificado de clave pública, es un documento digital mediante el cual una autoridad de certificación garantiza la vinculación entre la identidad de un usuario y una clave pública. Tanto el certificado digital como la clave pública es información no sensible que puede distribuirse a terceros, y necesitan el uso de la clave privada, que sólo el titular conoce, para cumplir su función de identificación y autenticación.

Certificado digital

Certificado digital

Un certificado digital, también conocido como certificado electrónico, es un documento que se firma electrónicamente por una entidad prestadora de servicios de certificación, con el fin de verificar la identidad del usuario y aportar legalidad al documento.

El certificado digital también permite al receptor del certificado, verificar la identidad del prestador del servicio de certificación.

Una pieza básica en los certificados digitales son los emisores de certificados o autoridades de certificación, que son los que dan validez al certificado. Para ello, los emisores de certificados deben acreditarse ante entidades reconocidas, generalmente públicas, de tal forma que su firma pueda ser reconocida como fiable ante terceros. De no hacerlo así, el valor del certificado será prácticamente nulo.

Mediante un certificado digital el usuario se puede identificar en Internet y el receptor puede confirmar su identidad. Estos documentos generalmente son requeridos por entidades públicas y privadas, para confirmar datos de personas que solicitan un servicio o algún tipo de vinculación a dichas entidades.

Usos y beneficios de los certificados digitales

Un certificado digital puede servir para la verificación de numerosos tipos de datos y documentos. Dependiendo de cada país se usan certificados digitales de diferentes formas y con diferentes finalidades, algunos de los usos más comunes son los siguientes:

  • Permitirle al usuario demostrar su identidad de forma electrónica, ante terceros.
  • Firmar documentos de forma electrónica, con el fin de dar garantía sobre la veracidad de los datos que se encuentran en el documento.
  • Cifrar datos de tal forma que sólo el destinatario pueda tener acceso a ellos. Esto permite el intercambio de información de forma segura, evitando la manipulación indebida del documento y garantizando su integridad.
  • Emitir documentos que pueden ser verificados por terceros a través de Internet.
  • Las empresas públicas suelen usarlos para certificar cómo se encuentra determinada persona física o jurídica en sus obligaciones con el Estado, ya sean éstas del tipo penales o fiscales.
  • Permite a las entidades y a las personas reducir el tiempo en el que se hace una diligencia, ya que permite que tanto el proceso de solicitud como de emisión de un documento se haga completamente a través de Internet, reduciendo así las largas filas, las esperas y los costos burocráticos.

Los comentarios están cerrados.