Cámara de vigilancia con infrarrojos

Una cámara de vigilancia con infrarrojos o cámara de vigilancia térmica, es una cámara de vigilancia que se caracteriza por generar imágenes visibles por el ojo humano a partir de las emisiones de infrarrojos de los cuerpos detectados. Estas cámaras detectan longitudes de onda en la zona del infrarrojo, y basan su funcionamiento en que los cuerpos emiten radiación infrarroja en función de su temperatura, más radiación cuanta más temperatura.

Camara de vigilancia con infrarrojos

Cámara de vigilancia con infrarrojos

Las cámaras de vigilancia con infrarrojos son cámaras dotadas de sensores que perciben la radiación infrarroja y de este modo pueden grabar video en la oscuridad.

Las cámaras de vigilancia con infrarrojos son cámaras de vigilancia nocturna, que funcionan perfectamente en lugares de poca luz y pueden brindar imágenes de calidad incluso en la oscuridad, con niebla o humo, donde se puede detectar e identificar cualquier objeto.

Las cámaras de infrarrojos facilitan la supervisión en la vigilancia, ya que pueden hacer visible un objeto que podría ser indetectable para el ojo humano.

Generalmente estas imágenes producen imágenes a blanco y negro, aunque también existen modelos que pueden representar una imagen en una gama de colores cálidos y fríos, usados en la imagen en función de la temperatura del cuerpo detectado.

Activación automática de los sensores infrarrojos

Las cámaras de vigilancia que poseen sensores infrarrojos suelen activar la visión nocturna de forma automática, en función de la iluminación que tenga el ambiente.

En ambientes iluminados graban normalmente a color aprovechando la luz visible, mientras que en ambientes oscuros se activan los sensores infrarrojos.

En la visión nocturna, el rango de alcance de la cámara disminuye considerablemente. Por ejemplo, una cámara que normalmente que durante el día tiene un alcance de 120 metros, con los sensores infrarrojos activados puede tener un alcance de sólo 30 metros. Sin embargo, estas diferencias pueden variar en función del modelo de cámara.

Tecnología LED

Las cámaras de vigilancia nocturna que usan tecnología LED, vienen con una serie de diodos luminosos LED infrarrojos incorporados alrededor de la lente, que se activan de forma automática al oscurecerse el ambiente enfocado.

Estos LED emiten una luz infrarroja que ayuda a la cámara a detectar los objetos o cuerpos que se encuentren en su rango de alcance, en condiciones de poca iluminación.

Las cámaras con un mayor número de LED cuentan con un mayor rango de alcance durante la vigilancia nocturna y ofrecen una mejor calidad de imagen.

Es un hecho a destacar que la luz infrarroja emitida por los LED es indetectable para el ojo humano, ya que el espectro infrarrojo es invisible al ojo humano.

Los comentarios están cerrados.