Cámaras de vigilancia para bebés

Las cámaras de vigilancia para bebés, también llamadas vigila-bebés o baby cam, son sistema de videovigilancia que se utilizan para ver y escuchar de forma remota a un niño, de tal manera que transmite la señal de video y audio a un receptor controlado por la persona que cuida al niño. Algunas cámaras de vigilancia para bebés disponen de visión nocturna, sensor de temperatura y música, y proporcionan comunicación de dos vías que permite al cuidador hablar al bebé.

Camaras de vigilancia para bebes

Cámaras de vigilancia para bebés

Las cámaras de vigilancia para bebés, vigila-bebés, monitor de bebés o baby cam, como también se las conoce, son cámaras diseñadas para la supervisión de bebés y niños pequeños.

Las cámaras de vigilancia para bebés pueden formar parte de un sistema de monitoreo de bebés, que incluya alarmas y un dispositivo para transmisión de audio.

Las cámaras de vigilancia para bebés permiten a los padres o cuidadores del bebé, estar al tanto de lo que sucede con el niño, mientras realiza otras tareas en un lugar distinto de la casa.

Los padres pueden observar lo captado por la cámara a través de un monitor o pantalla portátil conectada de forma inalámbrica. Algunos modelos pueden almacenar videos y permiten que estos sean reproducidos en un ordenador o directamente en el televisor.

Así pues, un monitor de bebés es un sistema de radio utilizado para vigilar, ver y escuchar de forma remota a un niño, y consta básicamente de dos componentes:

  • Transmisor equipado con cámara y micrófono, situado cerca del niño. Transmite la señal mediante radiofrecuencia. Algunos modelos avanzados pueden conectarse a Internet y transmitir la señal en streaming, siendo accesible desde cualquier ordenador con acceso a Internet.
  • Receptor equipado con pantalla LCD y altavoz, ubicado cerca de la persona que cuida al niño.

Características de las cámaras de vigilancia para bebés

Veamos a continuación las principales características que suelen tener las cámaras de vigilancia para bebés:

  • Una de las cosas que identifica a este tipo de cámara es su diseño, que es bastante infantil, para que encaje bien en el ambiente del cuarto del bebé.
  • Algunas cámaras de vigilancia para bebés permiten la transmisión de sonido, para escuchar cualquier ruido en la habitación o al bebé si llora.
  • Algunos modelos proporcionan comunicación de dos vías que permite al adulto o cuidador hablarle al bebé.
  • Estas cámaras generalmente incorporan un sistema de visión nocturna por infrarrojos, que permite ver al bebé incluso en la oscuridad. Este sistema se activa de forma automática en función de la cantidad de luz que tenga la habitación.
  • Algunas cámaras incorporan sensores de temperatura que envían una alarma al receptor ante temperaturas muy bajas o muy altas, generalmente inferiores a 10°C o superiores a los 36°C.
  • Funcionan con batería, lo que las hace muy flexibles con respecto a su ubicación y reduce riesgos eléctricos.
  • Normalmente las cámaras se venden con el monitor, que suele ser un pequeño dispositivo con pantalla a color y con altavoces incorporados.
  • Suelen incluir canciones de cuna o sonidos relajantes, que se pueden activar a distancia para que ayuden a dormir al bebé.
  • Respecto al alcance, pueden enviar la señal a distancias de hasta 300 metros.

Los comentarios están cerrados.