Billetes de polímero

Los billetes de polímero son billetes fabricados con BOPP (polímero polipropileno biaxialmente orientado), lo que supone una gran mejora en la conservación y durabilidad del billete. Además, los billetes de polímero son mucho más difíciles de falsificar, ya que incorporan muchas medidas de seguridad que no están disponibles en los billetes de papel de algodón convencionales.

Billetes de polimero

Qué son los billetes de polímero

Los billetes de polímero son un tipo de billetes de banco que están fabricados con un polímero denominado polipropileno biaxialmente orientado (BOPP, Biaxially Oriented PolyPropylene), que aporta un gran avance en términos de conservación, durabilidad y seguridad.

Los modernos billetes de polímero fueron emitidos por primera vez en Australia en 1988, fruto de un desarrollo conjunto del Banco central de Reserva de Australia (RBA), la Organización para la Investigación Científica e Industrial (CSIRO) y la Universidad de Melbourne.

El principal avance que incorpora el billete de polímero es su gran resistencia, lo que le otorga una conservación y una durabilidad únicas dentro del papel moneda, y la posibilidad de incorporar nuevas características de seguridad no disponibles en los billetes de papel, que hacen que sea mucha más complicada su falsificación.

Básicamente existen tres tipos de billetes plásticos fabricados en polímero:

  • Billetes de polímero tipo Guardian: consiste en un billete de polímero por completo, con ventanas transparentes y otras medidas de seguridad típicas de este tipo de billetes.
  • Billetes de polímero híbridos: consisten en un billete tradicional de papel en el que se ha perforado un hueco en forma de ventana, en el que se inserta una tira de material polimérico. Como se puede ver, el billete híbrido combina las medidas de seguridad típicas de un billete de papel de algodón con los actuales de polímero.
  • Billetes de polímero tipo Tyvek: fabricados con un polímero de polietileno, se emitieron en los años 80 pero no logró implantarse con satisfacción, siendo desmonetizados al poco tiempo de su emisión.

En la actualidad se utilizan los billetes de polímero del tipo Guardian e híbridos, habiendo sido adoptados ya en numerosos países.

Respecto a las características de seguridad, las medidas de seguridad tradicionales de los billetes de papel también se pueden aplicar en los billetes de polímero, como calcografía y tipografías de imprenta, imágenes latentes, cambio de color según la inclinación del billete, microimpresi&o