Contadora de monedas

Una contadora de monedas es un dispositivo cuya función principal es contar monedas, aunque algunos modelos sofisticados disponen de funciones avanzadas, como valorización de monedas mezcladas, clasificar en lotes las monedas según su valor, multi-divisa, función de acumulación de totales, así como detectar las monedas falsas, alteradas, deterioradas o dañadas.

Contadora de monedas

Qué es una contadora de monedas

Del mismo modo que las contadoras de billetes se han consolidado en el mundo de las operaciones de conteo de dinero, también lo han hecho las máquinas contadoras de monedas.

Fueron específicamente creadas para facilitar las labores del personal bancario y financiero al momento de contabilizar millones de euros, dólares o pesos en monedas.

Las máquinas contadoras de monedas trabajan automáticamente a una gran velocidad, permitiendo no sólo el conteo de miles de monedas por minuto, sino también clasificándolas en bultos según la intención del operario.

Así como ocurre con las contadoras de billetes, el aporte inestimable de las contadoras de monedas incluye: reducción de los errores de cálculo, evitando con el consiguiente desprestigio de la entidad y el trabajador, ahorros de tiempos operativos, reducción de costes fijos y disminución del grado de estrés laboral de los trabajadores, al no tener que contar a mano millones por día.

Las monedas representan la mayor parte del trabajo con cuentas, provisión y transporte de valores dinerarios, y a un valor comparativamente bajo. Es por esto que los que trabajan habitualmente con miles de monedas sostienen que los contadores les facilitan enormemente la vida.

Nos referimos a un dispositivo con velocidades de tratamiento diferentes, así como con diferentes componentes (insumos u outputs) de los saltadores y apiladores que descargan los usuarios.

Las contadoras de monedas incluyen mecanismos preparados para desempeñar una tarea relativamente compleja como es el tratamiento de monedas. Al tratarse de una máquina multifuncional, cuenta con varias funciones adicionales, como: funciones de clasificación de monedas ajustables, la identificación de autenticidad mediante aleación y el tratamiento de monedas extranjeras multi-divisa.

Las contadoras de monedas también han sido pensadas para que sean adaptables para el conteo, según la cantidad de monedas y las funciones de clasificación ajustables dependiendo de cada necesidad.