Dinero electrónico

Se denomina dinero electrónico, también llamado dinero digital o e-money, al dinero que se intercambia únicamente de forma electrónica, lo que generalmente requiere la utilización de una red de ordenadores, Internet, sistemas de valores almacenados en formato digital, criptografía financiera y el software necesario para que el sistema funcione.

Dinero electronico

Qué es el dinero electrónico

El dinero electrónico (efectivo digital, moneda virtual o moneda digital) son las unidades monetarias que sólo se intercambian de forma electrónica. Por consiguiente, el dinero electrónico sólo puede circular a través de una red de ordenadores con conexión a Internet.

El dinero electrónico puede expresarse como transferencias electrónicas de fondos y depósitos directos, entre otras formas.

Se trata de una modalidad de dinero generalmente utilizada a baja escala, sobre todo por los problemas de criptografía que ha experimentado, aunque algunos sistemas de pago masivo con dinero electrónico, por ejemplo para el pago del transporte público, han sido bastante exitosos.

El dinero electrónico es una representación destinada a los intercambios de divisas dentro de un sistema económico determinado, y puede adquirir formas de débito o crédito según sea el caso.

Las divisas digitales también pueden ser respaldadas por valores como el oro, inclusive ofreciéndoles más seguridad. Esto dio lugar a la consideración de divisa de oro digital.

Actualmente existen sistemas de cambio local en los que se trabaja con transacciones electrónicas. En este sentido, hay diversos software que permiten la creación electrónica de divisas locales.

Los fundamentos principales de la creación del efectivo digital son los siguientes:

  • El hecho de poder usar este dinero dentro de una amplia gama de hardware, como pueden ser las tarjetas de crédito garantizadas.
  • La posibilidad de que se pueda utilizar como medio de concreción de micropagos a través de las cuentas vinculadas, y como parte de las transacciones de divisas en grandes compañías con plataformas web como Pay-pal.

Así pues, el dinero electrónico o digital es una representación de un sistema de débitos y créditos, destinado al intercambio de valores en red. Se trata, por tanto, de dinero creado, cambiado y gastado de forma electrónica.

El dinero electrónico puede clasificarse en dos tipos:

  • Dinero online: exige interactuar con un banco para llevar a cabo el pago de una transacción.
  • Dinero offline: el dinero está en el propio ordenador y puede gastarse cuando se desee para comprar cosas en Internet, sin necesidad de contactar para ello con un banco.

Monedas virtuales propias

Cada vez es más común que las grandes empresas de Internet implanten por sus propias monedas virtuales para vender productos y servicios, principalmente con dos objetivos:

  • Disminuir los costes de transacción de los pagos con métodos de terceros.
  • Facilitar la compra por impulso de sus clientes, ya que, dado que no se utiliza dinero real, la percepción de valor del producto decrece.

La expansión del dinero virtual está impulsada por las grandes compañías de Internet, como Facebook, Amazon, Sony, Nintendo o Microsoft, que en los últimos años han intentado imponer esta forma de pago en sus plataformas. Las monedas virtuales propias, al contrario que otras monedas electrónicas de uso universal como los bitcoins, están orientadas al pago interno mediante puntos propios de las empresas. El uso de este tipo de monedas conlleva diversas consecuencias y riesgos para el usuario, por lo que es aconsejable conocer todas las condiciones de uso de estas monedas, como:

  • La compra de monedas virtuales propias es una financiación adelantada a una compra futura, por lo que la empresa ya ha ganado dinero con independencia del tiempo que el usuario tarde en gastarlo.
  • Debemos saber si la empresa permite el reembolso de las monedas no consumidas, si tienen fecha de caducidad, si su valor respecto al dinero real fluctua en el tiempo y si se pueden cambiar a otra moneda.