Ventajas e inconvenientes de las bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas presentan diversas ventajas, como que apenas contaminan, son silenciosas, resultan económicas y permiten evitar atascos y pérdidas de tiempo buscando aparcamiento. Respecto a los inconvenientes de las bicicletas eléctricas, podemos destacar un precio de adquisición elevado, el escaso número de puntos de recarga disponibles, el tiempo de recarga y la limitada vida útil de la batería.

Ventajas e inconvenientes de las bicicletas electricas

Ventajas y desventajas de las bicicletas eléctricas

Para que una bicicleta eléctrica sea considerada como tal a efectos legales, debe cumplir ciertas características, entre ellas:

  • Tener una potencia máxima de 250 W.
  • No debe asistir al pedaleo a velocidades superiores a los 25 km/h.
  • El motor debe detenerse al suspender el pedaleo.

Las ventajas que ofrece la bicicleta eléctrica son varias, entre las que destacan:

  • Es un vehículo que no emite gases contaminantes por lo que resulta altamente ecológico.
  • Su motor es sumamente silencioso por lo que la contaminación auditiva también se reduce de manera importante.
  • Es muy adecuada para cuando es necesario recorrer distancias demasiado largas para ir andando pero cortas como para mover el automóvil.
  • No requiere ningún tipo de permiso de circulación, seguro o documentación.
  • En las poblaciones que cuentan con carriles exclusivos para ciclistas, la bicicleta eléctrica puede circular por ellos sin ningún problema, lo que no sucede con las motocicletas.
  • Permite subir algunas pendientes así como mantener la velocidad sin mayor esfuerzo, por lo que es un vehículo adecuado para transportarse en climas calurosos sin sudar por el esfuerzo que implica el pedaleo de una bicicleta convencional.
  • Para recargar la batería basta con conectarla a cualquier enchufe eléctrico.
  • El consumo es muy bajo, en torno a 1 euro por cada 100 kilómetros, por lo que resultan sumamente económicas.
  • A diferencia de las bicicletas convencionales, una bici eléctrica puede ponerse a una velocidad segura en muy poco tiempo gracias a su mayor aceleración, lo que resulta muy útil e incrementa la seguridad en semáforos, núcleos urbanos o cruces de carretera.

Entre las principales desventajas de las bicicletas eléctricas las más importantes son las siguientes:

  • La autonomía de una bicicleta eléctrica es limitada, ronda los 50-60 kilómetros.
  • En muchos lugares no existen suficiente cantidad de enchufes en los caminos, lo que puede dificultar la recarga de la batería.
  • Su precio de adquisición es alto aunque la energía que consume es muy económica.
  • En caso de lluvia pueden utilizarse aunque después deben secarse perfectamente.
  • Una batería agotada puede tardar de 4 a 6 horas en recargarse.
  • La vida útil de una batería oscila entre 600 y 1.000 recargas, lo que equivale a un año de uso estándar aproximadamente. Con el tiempo, la batería va perdiendo potencia incluso con carga completa.
  • Las baterías son altamente contaminantes.

Dado que las bicicletas eléctricas son altamente ecológicas, más silenciosas que otros vehículos y que contribuyen a que las ciudades sean más habitables, los gobiernos de muchos países ofrecen incentivos y apoyo tanto a las personas como a las instituciones para la adquisición de este tipo de vehículos.