Centros de mesa para bodas

Los centros de mesa para bodas son centros de mesa con una temática acorde a la celebración de una boda, sin duda uno de los días más importantes y trascendentales de su vida para la pareja de novios que va a contraer matrimonio. Los centros de mesa para bodas pueden hacerse con diversos elementos, como plantas naturales o artificiales, ramas de árbol o arbusto, velas, adornos desecados y flores, muy especialmente rosas blancas.

Centros de mesa para bodas

Características de los centros de mesa para bodas

Los centros de mesa para bodas son centros de mesa con una temática específica para dicho evento. En una boda los centros de mesa son el punto focal en la ambientación del evento y puede decirse que estos marcan el tema y estilo de la celebración. La decoración de la mesa de honor dictará el diseño y la elaboración de la decoración del lugar en general, incluyendo los centros de las mesas para los invitados.

Hasta hace no mucho tiempo toda la decoración para bodas se realizaba en blanco y si acaso en ocasiones se incluían detalles en oro o plata, pero en la actualidad hay una muy marcada tendencia a utilizar algunos otros colores.

Los expertos en decoración y protocolo de este tipos de eventos recomiendan no utilizar más de dos colores. Esto es con la finalidad de crear un ambiente más armónico, y todo dentro de un mismo estilo, que por supuesto será un reflejo de la personalidad de los novios como pareja.

Para elegir el centro de mesa ideal para una boda es muy importante establecer algunos detalles antes de seleccionar un determinado tipo de arreglo:

  • Establecer si el evento va a ser de día, de noche, en interior o en exterior.
  • Disponibilidad de flores y elementos de acuerdo a la época del año y los colores que se elijan.
  • Elegir las flores adecuadas para el tipo de arreglos.
  • Tamaño y forma de las mesas.
  • Tipo de floreros, bases, accesorios, etc.
  • Presupuesto. Hay que tener presente que no necesariamente lo más costoso es lo más bello o lo más elegante, aun cuando nuestro presupuesto lo permita.

Al elegir las flores, en el caso de los centros de mesa con las flores sumergidas en agua se recomiendan flores de pétalos gruesos para que no se deformen en el agua. Igualmente se sugiere elegir aquellas que no sueltan demasiado polen para que el agua no se enturbie. Este es un estilo muy adecuado para cuando no se dispone de gran espacio para los arreglos, ya que el agua magnifica el tamaño de las flores.

Afortunadamente en la actualidad cada pareja puede dar rienda suelta a su creatividad y junto con los expertos seleccionar los elementos que prefieran, ya sean flores, frutas, velas, follaje, etc., de manera que puedan tener realmente la boda de sus sueños, así se trate de un evento íntimo y familiar o de un evento para una gran concurrencia.

Es muy importante tener una buena comunicación con el florista para que el resultado sea el esperado.