Futón

Un futón es un tipo de cama de origen japonés que consiste básicamente en un colchón con funda que se coloca sobre un bastidor plegable, de tal modo que se puede utilizar como cama por la noche y como sofá durante el día. Hoy el día el futón está muy extendido, ya que resulta muy cómodo y práctico, sobre todo cuando no se dispone de grandes espacios, por lo que son muy populares entre el público juvenil y las parejas jóvenes.

Futon

Características del futón tradicional japonés

La cama japonesa tradicional lleva el nombre de futón, y consiste en un colchón cuyas características permiten enrollarlo o plegarlo durante el día y extenderlo por la noche para dormir. Tradicionalmente se extiende sobre un tatami, lo que facilita el aireamiento y evita la acumulación de humedad.

Aunque actualmente se ha difundido ya el uso de la cama occidental en el Japón, todavía existen personas que prefieren continuar usando el futón.

Regularmente se fabrican de algodón, tanto su interior como su exterior, aunque existen futones rellenos de pluma, que son de los más cómodos que existen y se usan principalmente en invierno.

La tradición japonesa es que al levantarse, el futón se extiende colgado en el exterior para que se ventile, se seque y reciba la luz del sol, con lo que se evita la proliferación de ácaros y la formación de hongos, humedad y malos olores. Una vez ventilado, se dobla o se enrolla y se guarda durante el día en un mueble destinado para tal fin, permitiendo así otros usos en la habitación, además de como dormitorio.

Características del futón occidental

En países occidentales se conoce como futón a un tipo de sofá cama que cuenta con un colchón plegable. Aunque este mueble se basa en el concepto del futón original japonés, la mayoría de los japoneses no reconocen un futón occidental como futón.

El futón occidental está seccionado de tal forma que permite extender hacia atrás el respaldo, de manera que queda completamente horizontal convirtiéndose en una cama individual. Al volver a plegarlo, una parte del colchón forma el asiento y la otra el respaldo, lo que evita la necesidad de guardarlo en otro lugar. Algunos modelos cuentan incluso con espacio para guardar cosas en la base.

Generalmente, el colchón de los futones está relleno con una mezcla de espuma y algodón y es mucho más grueso que los futones japoneses, de manera similar al tamaño de los colchones convencionales.

Los futones generalmente se venden en un único conjunto que incluye el colchón y el bastidor. Hoy el día el futón está muy extendido, ya que resulta muy cómodo y práctico, sobre todo como cama auxiliar en la habitación de los niños, cuando se tienen huéspedes o en espacios reducidos donde de día se requieren los espacios para otras actividades, por lo que son muy populares entre el público juvenil y las parejas jóvenes.

Los comentarios están cerrados.