Ventana emergente (pop-up)

Las ventanas emergentes, también llamadas pop-up, son ventanas que emergen automáticamente y por lo general sin que el usuario lo autorice, con la finalidad de mostrar un anuncio publicitario. Las ventanas emergentes se consideran un formato publicitario intrusivo, ya que molestan e interrumpen a los usuarios, por lo que existen diversos programas denominados anti pop-up, cuya función es bloquearlas y evitar su aparición.

Ventana emergente (pop-up)

Qué son las Ventanas emergentes (pop-up)

La ventana emergente, conocida comúnmente por su término inglés como pop-up, es una técnica en la cual se activa una ventana en el navegador en forma automática para mostrar un mensaje, alerta o anuncio publicitario.

Aunque las ventanas tipo pop-up más comunes son las que contienen publicidad indeseada, también existen ventanas emergentes que facilitan determinados procedimientos de un sitio web o forman parte de un flujo de procesos, por ejemplo cuando se abre una ventana emergente para rellenar un formulario con información o presentar una ayuda en línea.

Por lo general, las ventanas no solicitadas que emergen repentinamente con contenidos publicitarios o redireccionando a otras páginas se encuadran dentro del spam, ya que resultan intrusivas y molestas para el usuario. Incluso hay casos más graves en los cuales aparece una ventana emergente tras la otra, pudiendo dar lugar a un bucle interminable, causando interrupción, saturación y confusión en la navegación.

Una variante de las ventanas pop-up son las ventanas pop-under, que se diferencian en que las nuevas ventanas se sitúan detrás de la ventana activa, lo cual disminuye el nivel de molestia al usuario, ya que no son vistas hasta que el usuario cierra la página original.

Por ese motivo se han desarrollado numerosas aplicaciones anti pop-ups que bloquean las ventanas emergentes. Muchos navegadores web (web browser) tienen opciones, ya sea integradas de origen o mediante plugins o aplicaciones de terceros, para la administración de ventanas emergente pop-up, lo cual representa una gran ventaja para el usuario. Estas herramientas son completamente configurables y el usuario tiene la capacidad de parametrizar las preferencias sobre las ventanas emergentes que le gustaría ver o no.

Para mitigar o bloquear los efectos perniciosos de las ventanas emergentes se han implementado diversos mecanismos, como por ejemplo:

  • Programas anti pop-up: la finalidad de este tipo de aplicaciones, también conocidos como pop-up killer o pop-up blocker, es bloquear o no mostrar el contenido de las ventanas emergentes.
  • Anti pop-up en la configuración del navegador: muchos navegadores de Internet han incorporado en su código el anti pop-up, para limitar la aparición de las ventanas emergentes.
  • Programas anti publicidad: este tipo de productos para bloquear ventanas emergentes es más drástico, ya que quita todos los anuncios mediante un bloqueo automático o configurado dependiendo del tipo de contenido, bajo el lema "Navegue sin publicidad molesta".

Para una navegación óptima sin sufrir la molestia que suponen las ventanas pop-up se debe realizar un análisis detallado, con el fin de categorizar las ventanas emergentes para identificar y bloquear aquellas que interrumpen y no agregan valor al usuario.

Los comentarios están cerrados.