Carritos de bebés

Los carritos de bebés o cochecitos de niño son vehículos que se utilizan para transportar a los bebés desde recién nacidos hasta los 4 años, cuando el niño ya camina. Existe gran variedad de carritos de bebés, apropiados para todas las necesidades y circunstancias, como los carritos de bebé clásicos, las sillas de paseo, los carritos de bebé polivalentes, los carritos de bebé 3 en 1, los carritos de bebé de 2 plazas o carritos gemelares, los carritos de bebé todoterreno y los carritos de bebé de tres ruedas para correr.

Carritos de bebes

Tipos de carritos de bebé

Los carritos o cochecitos de bebé son vehículos que se utilizan para transportar a los niños pequeños y bebés recién nacidos, manteniendo generalmente al bebé recostado frente a la persona que lo empuja.

Generalmente tienen la forma de una pequeña cuna y se asientan sobre un chasis con cuatro ruedas, contando con capota para proteger al niño del sol y otros accesorios como bolsa, rejilla inferior o funda de plástico para resguardarlo de la lluvia.

Veamos los principales tipos de carritos de bebés:

  • Carritos de bebés clásicos: para bebés desde recién nacidos hasta 6 meses, donde el bebé va tumbado frente a la persona que empuja el carrito. Consiste en una cuna que se fija sobre un chasis con cuatro ruedas. Generalmente son plegables y cuentan con accesorios como capota, sombrilla para el sol, cubierta de plástico para la lluvia, bolsa o rejilla inferior. Si la cuna es desmontable podremos utilizarla como capazo provisional.
  • Sillas de paseo: también llamadas sillas de segunda edad, son carritos de bebés para niños a partir de 6 meses, donde el bebé va sentado en el sentido de la marcha. Constan de una sillita y un chasis con tres o cuatro ruedas, y normalmente cuentan con un sistema de plegado tipo paraguas. Es recomendable que la sillita sea reclinable, mejor si permite una posición plana, de manera que el bebé pueda descansar como en una cuna. Suelen incluir accesorios como capota protectora, burbuja de lluvia, saco cubre-pies o cestilla.
  • Carritos polivalentes: son carritos de bebés que consisten en un chasis, generalmente plegable, una cuna o capazo portabebé y una silla de paseo para niños mayorcitos, ambos desmontables, de tal manera que se pueden emplear como carrito de bebé (desde recién nacidos hasta 6 meses) y como silla de paseo (a partir de 6 meses, cuando el bebé se puede sentar por sí mismo).
  • Carritos 3 en 1: son carritos de bebés transformables que sirven como carrito de bebé, silla de paseo y silla de coche. El conjunto está formado por un capazo (0-6 meses), una silla de paseo (a partir de 6 meses) y una silla de coche grupo 0+ homologada (0-18 meses), junto con un chasis en el que se montan los distintos elementos.
  • Carritos de 2 plazas o carritos gemelares: son carritos diseñados para transportar 2 niños, que pueden ir en fila, uno detrás del otro, o en paralelo, uno junto al otro. Los carritos de 2 plazas son de gran ayuda cuando se tienen dos bebés, ya sean gemelos o bebés de diferentes edades, existiendo también sillas de paseo dobles.
  • Carritos todoterreno: están concebidos para desplazarse por cualquier tipo de terreno, por lo que cuentan con tres ruedas grandes y resistentes, frenos sobredimensionados y suspensión integral. Resultan muy útiles en entornos rurales así como en caminos accidentados e irregulares.
  • Carritos para correr: son carritos deportivos que están diseñados para que la persona que empuja el carrito pueda correr, por lo que generalmente son de tres ruedas o triciclos, y llevan suspensión, ruedas y frenos sobredimensionados, de mayor tamaño que los carritos convencionales.
  • Carritos de bebé retro o vintage: son carritos de estilo retro, cuya estética evoca al pasado, pero con todas las comodidades que ofrecen los modelos más actuales, como plegarlos con una mano o guardarlos fácilmente en el maletero. Se caracterizan por su estilo refinado y elegante, materiales de calidad y un esmerado cuidado por el detalle en sus acabados.
  • Sillas de coche: aunque no entren dentro de la categoría de cochecito para bebés, las sillas de coche son indispensable para ir en coche de forma seguro con niños. Además, existen varios carritos que pueden transformarse en accesorio para el coche.
Tipos de carritos de bebe

Mejoras para el cochecito

La mayoría de cochecitos no cubren todas las necesidades que una familia pueda tener, por eso hay un gran surtido de accesorios, para adaptar y complementarlos a nuestros gustos.

Características

Para muchos padres de familia, aventurarse a comprar un carrito de bebé puede resultar casi tan difícil como la adquisición de un coche nuevo, debido a la gran cantidad de modelos que existen. Pero independientemente del modelo seleccionado, lo primordial es adquirir un carrito de bebé que brinde las máximas condiciones de seguridad.

Los carritos de bebés constituyen uno de los accesorios fundamentales para los papás y mamás cuando salen de casa con el niño para evitar cargar con él. Los carritos de bebés se utilizan intensivamente desde recién nacidos hasta los 4 años, cuando el niño ya camina.

Veamos algunas de las principales características que deben tener los carritos de bebés:

  • Estabilidad: debe ofrecer la máxima estabilidad, sea cual sea la edad y peso del bebé. Son más estables mientras más ancha sea la base, o la separación de las ruedas respecto al asiento del bebé. Por la misma razón lo conveniente es que las cestas y bolsas para llevar objetos estén colocadas por debajo del asiento, sobre las ruedas. Existen carritos de 3 y 4 ruedas, que deben formar una base más ancha que el asiento o lugar donde se colocará al bebé, y existir una cierta proporción ancho-alto, para evitar que se vuelque con facilidad al moverse el bebé, sobre todo cuando ya es mayorcito.
  • Seguridad: los carritos de bebé deben tener frenos, al menos en las ruedas traseras, de fácil manejo, para inmovilizarlo cuando sea necesario, ya que dejar al bebé en un carrito sin freno puede resultar muy peligroso. También debe contar con correas de seguridad y medios para sujetar al bebé, que estén siempre adecuados a su tamaño y peso, y que no le queden tan apretados que lo lastimen o lo incomoden, ni tan flojos que pueda zafarse o deslizarse y correr peligro.
  • Tamaño: un detalle muy importante a verificar es que el carrito de bebé sea adecuado tanto al tamaño del bebé como a la estatura de quien lo va a conducir, ya que cualquier inadecuación puede traducirse en dificultad para maniobrar, y esto a su vez, en inseguridad para el bebé. Además, debe caber en el ascensor, las escaleras y el maletero del coche.
  • Protección: los carritos de bebé deben ofrecer protección contra las inclemencias del tiempo, como viento, lluvia, sol y frío.
  • Plegable: debe ser plegable y fácil de plegar, a poder ser con una sola mano. Las partes plegables deben ser resistentes y mantenerse siempre en perfecto estado, para evitar que se doblen o se rompan mientras el carrito de bebé está en uso. Las partes articuladas deben contar con piezas resistentes y de calidad, además de contar con un sistema de plegado seguro, que no pueda cerrarse o desarmarse estando el bebé en él.
  • Asiento: para la máxima comodidad del bebé, el carrito debe disponer de asiento acolchado y suspensión independiente.
  • Maniobrabilidad: un carrito debe ser manejable y fácil de maniobrar, por lo que conviene que disponga de manillar regulable en altura, ruedas giratorias, al menos las delanteras, y peso ligero.
  • Fundas: conviene que sean extraíbles y lavables, para poder limpiar el cochecito cuando sea necesario.
  • Ajustes: para los bebés muy pequeños, desde recién nacidos y de hasta 3 meses, lo recomendable es que ofrezcan la posibilidad de llevarlos completamente acostados, como en la cuna.

La comodidad y seguridad del bebé es lo más importante, por lo que debemos ser muy cuidadosos al seleccionar el carrito de bebé, así como mantenerlo siempre en perfectas condiciones, tanto de limpieza como de funcionamiento.

Caracteristicas de los carritos de bebe

Consejos para comprar carritos de bebé

Un carrito de bebé es, en pocas palabras, un medio de transportar a los bebés en una posición cómoda y segura. El bebé, según su edad, puede ir acostado, reclinado o sentado, y se fabrican con muy diferentes características. Algunas son ajustables según la edad y tamaño del bebé.

Iniciar la búsqueda de un carrito de bebé es lanzarse a toda una aventura, ya que existe en el mercado una enorme variedad de modelos, tamaños, estilos, calidades, materiales y funciones.

Por ello, antes de iniciar la búsqueda, lo principal es establecer las necesidades que tenemos para mover al bebé, el tipo de seguridad requerida, las características de la zona por donde se paseará, etc. Algunos modelos permiten incluso trotar o correr mientras se pasea al bebé.

Guia de compra de carritos de bebe

Una de las principales características que hay que verificar es la seguridad que ofrecen los carritos de bebé:

  • Estabilidad: existen de 3 y 4 ruedas, que deben formar una base más ancha que el asiento o lugar donde se colocará al bebé. También debe existir una cierta proporción ancho-alto, para evitar que se vuelque con facilidad al moverse el bebé, sobre todo cuando ya es mayorcito.
  • Correas: debe disponer de correas de seguridad y hebillas resistentes, ajustables y bien colocadas.
  • Resistente: debe contar con una construcción sólida y en el caso de los carritos de bebé plegables, que las partes articuladas cuenten con piezas resistentes y de calidad, además de contar con un sistema de plegado seguro, que no vaya a cerrarse o desarmarse estando el bebé en él.