Sombrillas para carritos de bebé

La sombrilla para carrito de bebé o cochecito de niño, es un accesorio imprescindible si se ha de salir con el niño en verano o con sol muy intenso, ya que es básico proteger al bebé de la incidencia de los rayos solares, puesto que tanto los ojos del bebé como su piel son muy sensibles, mucho más delicados que en los adultos. Existen numerosos tipos de sombrillas, con diversos mecanismos de enganche y de varios tamaños y colores.

Sombrillas para carritos de bebe

Características de las sombrillas para carritos de bebé

Entre los múltiples preparativos previos a la llegada de un bebé, los padres tienen la tarea de analizar y elegir los diferentes artículos que van a necesitar. En la actualidad la oferta es infinita por lo que es importante no dejarse llevar por la publicidad y analizar muy bien lo que realmente es necesario, lo que puede servir en determinado momento y lo que a pesar de lo novedoso que pueda ser, en realidad puede no ser necesario.

Entre los artículos imprescindibles se encuentra el carrito, y es muy conveniente que entre los accesorios que incluya se encuentre la sombrilla o parasol, para el verano o el sol muy intenso.

Cuando el calor y el sol no son muy intensos, se puede evitar la sombrilla si el carrito dispone de visera, ya que su función es similar a la de la sombrilla, proteger al niño de la luz del sol. Generalmente se despliega abriendo una cremallera.

La sombrilla es un accesorio imprescindible, ya que los ojos del bebé son muy sensibles a los excesos de luz solar y su piel es infinitamente más delicada que la de los adultos, por lo que siempre que se le lleve al exterior es conveniente contar con protección adecuada. Si para una persona adulta es importante protegerse de los rayos solares, mucho más para un bebé, cuya piel es muy sensible.

Algunos carritos ya incluyen sombrilla pero también es posible conseguirlas por separado. Existen modelos universales que se adaptan fácilmente a casi cualquier modelo.

El material de las sombrillas puede ser muy variable, aunque en su gran mayoría son de materiales sintéticos y atractivos colores.

En cuanto al color, es importante hacer notar que aunque hay muy bellos colores para todos los gustos y en combinación con los materiales de los diferentes carritos, es importante que el color sea oscuro, ya que cuanto más oscura sea, mayor protección ofrecerá, de tal manera que ofrezca el máximo de sombra y protección contra los rayos del sol.

A este respecto cabe mencionar que algunas sombrillas están elaboradas con textiles y materiales que cuentan con filtros UV que ofrecen hasta un FPS 50 (Factor de Protección Solar) que es actualmente de los más altos que existen en el mercado.

Es importante también verificar que la sombrilla ofrezca diferentes ajustes de posición para poder colocarla exactamente como se requiera. Existen parasoles para el bebé con diversos mecanismos de enganche al cochecito del niño y con diferentes flexibilidades para adoptar diversas posiciones.

Hay que recordar que la salud y seguridad del bebé son más importantes que la estética del carrito y sus accesorios.

Los comentarios están cerrados.