Carritos de bebé retro

Los carritos de bebé retro o cochecitos de niño retro, son carritos de bebé cuya estética evoca al pasado, lo cual no quiere decir que no cuenten con todos los avances que ofrecen los modelos más actuales, como plegarlos con una mano, accesorios de todo tipo o guardarlos fácilmente en el maletero. Se caracterizan por su estilo refinado y elegante, materiales de calidad y un esmerado cuidado por el detalle en sus acabados.

Carritos de bebe retro

Características de los carritos de bebé retro

Los llamados carritos de bebé retro son cochecitos de estilo antiguo, pero con las ventajas de los cochecitos modernos. En términos generales son carritos fabricados en materiales de muy alta calidad y belleza.

Aunque en ocasiones a los carritos de bebé retro se les denomina carritos de bebé vintage, no deben confundirse ambos términos que a menudo se entremezclan, ya que retro se refiere a objetos que evocan al pasado pero únicamente en la estética, mientras que vintage hace referencia a objetos fabricados en una época pasada que se conserva en un estado suficientemente bueno como para que se puede utilizar.

Entre sus ventajas, los carritos de bebé retro ofrecen funcionalidades como el ser fácilmente plegables, estar elaborados en materiales resistentes y ser de fácil cuidado. Pueden ser plegados y desplegados con una sola mano, de manera que no se requiere dejar al bebé para dedicarse a acondicionar el carrito. Por lo general caben en el maletero de cualquier automóvil.

Los carritos de bebé retro tienen también la ventaja de que el bebé queda a una mayor altura que en otros carritos, por lo que puede resultar más cómodo el atenderlo. En muchos de sus modelos disponen de manillares giratorios que permiten ajustar tanto la posición como la altura, para que el carrito sea manejado con absoluta comodidad.

Algunos modelos polivalentes pueden ser usados como cuna para que el bebé permanezca acostado mientras es demasiado pequeño como para sentarse, y posteriormente transformarse en silla de paseo, con respaldo reclinable.

Algunos vienen como cochecitos 3 en 1, es decir, capazo, silla de paseo y silla para auto grupo 0+, ésta última con todas las características de homologación requeridas. En algunos modelos, la sillita puede tener una base de tipo balancín o mecedora, ideal para calmar al bebé en ciertas situaciones. Además cuentan con asa para no perturbar al bebé al trasladarlo, generalmente un sistema que puede ser operado con una sola mano.

Los carritos de bebé retro, así como sus partes, suelen estar elaborados en materiales óptimos para el uso al que están diseñados, y los asientos, cojines y reductores ofrecen cualidades de transpiración así como de acojinamiento de gran calidad y protección para el bebé.

Además de la comodidad y la seguridad para el bebé, que es lo primordial, los carritos de bebé retro generalmente se caracterizan por su estilo refinado y elegante, materiales de calidad y un esmerado cuidado por el detalle en sus acabados.