Sillas de oficina para uso doméstico

El teletrabajo es una opción laboral cada vez más extendida, por lo que hoy en día las sillas de oficina para uso doméstico son muy habituales. La silla de oficina empleada en el hogar debe ser seleccionada con mucho cuidado y comprada específicamente para ese uso, con criterios de comodidad, salud y ergonomía, ya que quienes trabajan en casa tienden a trabajar más horas que quienes tienen un trabajo presencial en una oficina.

Sillas de oficina para uso domestico

Sillas de oficina para uso doméstico

En la actualidad existe un gran número de personas que estando en su hogar, pasan gran parte del día frente al ordenador, y esto incluye a personas de todas edades. El uso del computadoras y ordenadores portátiles permite a muchas personas realizar su trabajo en casa, por lo que el teletrabajo o trabajo a distancia, es una opción laboral cada vez más extendida.

Además, no debemos olvidar que quienes trabajan en casa tienden a trabajar más horas que quienes tienen un trabajo presencial en una oficina. Por ello, hoy en día las sillas de oficina para uso doméstico son cada vez más habituales en el hogar.

Sin importar si es por motivos de trabajo, estudios o cualquier otro, el hecho es que durante ese tiempo las personas pueden adoptar posturas poco favorables para su salud y bienestar, por lo que la silla empleada debe ser seleccionada con mucho cuidado y comprada específicamente para ese uso, con criterios de comodidad, salud y ergonomía.

Una postura inadecuada puede ocasionar problemas en la nuca, el cuello y la espalda, además de dolores de cabeza, problemas circulatorios en las piernas, problemas pélvicos, dolores y calambres en las piernas y problemas en las rodillas.

Además, con una mala postura los niveles de estrés se incrementan y la capacidad de concentración se puede ver disminuida de manera importante, generando baja productividad. En el caso de niños y jóvenes, los problemas pueden conducir a malos hábitos de estudio así como ocasionar malformaciones irreversibles.

Por todo lo antes mencionado, tanto en la oficina como en el hogar es necesario contar con la silla adecuada, y no existe mejor opción que las sillas de oficina, ya que están especialmente concebidas para un uso intensivo frente al ordenador en la mesa de trabajo.

Existen numerosos modelos de sillas de oficina que ofrecen al mismo tiempo características ergonómicas como decorativas, por lo que ya no se debe temer que puedan causar un efecto estético poco agradable.

Las sillas de oficina tienen características ergonómicas que permiten ajustarla a las medidas y necesidades de cada usuario, y generalmente están diseñadas para uso intensivo, por lo que resultan muy duraderas.

En las sillas de oficina para uso doméstico es recomendable que el acolchado sea de espumas de gran calidad y alta densidad, para que ofrezcan un soporte adecuado. Se recomienda que sean giratorias y cuenten con una base de 5 patas para mayor estabilidad.

Cuantas más posibilidades de ajuste ofrezca una silla de oficina, más elevado será su costo, pero antes de pensar en hacer economías, debe considerarse que lo que está en juego es la salud, la seguridad y el bienestar del usuario, así como la productividad y rendimiento laboral o académico.

Los comentarios están cerrados.