Sillas de oficina para juntas

Las sillas de oficina para juntas son un tipo de sillas de oficina que se caracterizan por ser elegantes y confortables, ya que cuentan con apoyabrazos, respaldo alto y asiento amplio y acolchado, por lo que podría decirse que están a medio camino entre las sillas de trabajo y las sillas de dirección. Las sillas de oficina de juntas se utilizan habitualmente en salas de juntas o reuniones del consejo de administración.

Sillas de oficina para juntas

Características de las sillas de oficina para juntas

Las sillas de oficina para juntas son las que se utilizan en salas de juntas o reuniones del consejo de administración. Por ello, lo recomendable es destinar para este uso algún tipo de silla que resulte muy cómodo, ya que es frecuente que se pueda tratar de eventos en horarios extraordinarios, usualmente al final de la jornada y que suelen durar varias horas.

Por sus características, podría decirse que las sillas de oficina para juntas están a medio camino entre las sillas operativa o de trabajo y las sillas de dirección, ya que son un tipo de sillas de oficina que se caracterizan por ser elegantes y confortables, puesto que cuentan con apoyabrazos, respaldo alto y asiento amplio y acolchado.

Las sillas para juntas generalmente se sitúan en torno a una gran mesa, por lo que es muy recomendable que posean ruedas y que sean giratorias, para permitir al usuario abandonar su lugar, aunque la sesión no haya concluido, sin ocasionar molestias a los demás.

Los fabricantes de sillas de oficina para salas de juntas ofrecen diversos estilos, tanto tradicionales como modernos y contemporáneos, para que puedan armonizar con el ambiente que se desea crear, sin perder sus características de comodidad y funcionalidad. Por lo regular cuentan con apoyabrazos y respaldos altos, lo que es determinante para el confort del usuario.

En cuanto a las patas, las sillas para la sala de juntas generalmente son giratorias y cuentan con ruedas, por lo que deben contar con una base de tipo estrella, con cinco patas, para que resulte más estable.

Los modelos clásicos de sillas para juntas regularmente están construidos en madera y tapizados en piel o materiales textiles. Los modelos contemporáneos pueden estar construidos en metal, tapices textiles, en piel o en otros materiales de alta tecnología.

Es habitual en las sillas de oficina para juntas que algunas partes y detalles decorativos pueden ser de madera, metal y muy frecuentemente en materiales sintéticos como nylon y otros materiales plásticos de tecnologías avanzadas.

Al adquirir el mobiliario para la sala de juntas se debe tener presente que la comodidad de los usuarios es de suma importancia, por lo que no se debe dejar desatendido ningún detalle, por mínimo que parezca, ya que generalmente se emplean en reuniones de alto nivel.

Los comentarios están cerrados.