Transceptores de construcción casera

Los transceptores de construcción casera son habituales entre los radioaficionados por su valor educativo y porque permiten la experimentación y el desarrollo de técnicas o niveles de rendimiento difícilmente disponibles en los productos comerciales. Los transceptores de construcción casera se construyen usando diseños relativamente simples y componentes electrónicos fáciles de obtener, lo que proporciona una gran satisfacción.

Transceptores de construccion casera

Características de los transceptores de construcción casera

Se denominan transceptores de construcción casera a los equipos de emisión y recepción de radio construidos por los propios radioaficionados. Aunque es ciertamente complejo construir una radio equivalente a un modelo comercial moderno, es posible obtener resultados similares con diseños sencillos y componentes fáciles de obtener o recuperados de la basura, por lo que a la satisfacción de construir su propia radio se une la ventaja de aprender electrónica.

En los comienzos de la radio, la mayoría de los radioaficionados construían sus equipos por sí mismos, ya que no existían equipos comerciales. En los años 1950 salieron al mercado los primeros equipos comerciales y algunos fabricantes comenzaron a comercializar kits que incluían todo lo necesario para construir la radio: los componentes, instrucciones detalladas para proceder a su ensamblaje, el diagrama del circuito y a menudo una placa de circuito impreso (PCB). En ocasiones, los mismos distribuidores de los kits los ensamblaban y los vendían ya armados, a fin de obtener unos ingresos extra. Los kits servían también a muchos aficionados como un primer ensayo antes de proceder al montaje casero de diseños propios o diseños ya probados de otros constructores.

Hasta finales de 1960 predominaron las radios a válvulas de vacío, pero a partir de los años 1970 los transceptores de construcción casera sufrieron un gran cambio con la llegada del transistor, que permitió que los componentes se miniaturizasen y usar voltajes más bajos y menos peligrosos de corriente continua, de 13.8 voltios frente a las altas tensiones que requieren las radios de válvulas, del orden de 150 a 300 voltios, que pueden ser letales.

La aparición de los semiconductores, la miniaturización de los componentes y la fabricación en masa hicieron bajar tanto los precios de los transceptores comerciales que hoy en día resulta antieconómico fabricar un transceptor de construcción casera.

Sin embargo, aunque actualmente sólo una minoría de radioaficionados utiliza aparatos de construcción casera, la práctica de armar radios a partir de kits sigue vigente, existiendo numerosos proveedores de kits de construcción. La construcción casera difiere del montaje de un kit por el hecho de utilizar partes y diseños obtenidos de diversas y a menudo improvisadas fuentes.

Aunque tecnológicamente las radios a válvulas de vacío están obsoletas, la estética de muchos de esos transmisores clásicos alcanza en ocasiones elevados niveles de belleza, por lo que algunos radioaficionados todavía fabrican transmisores a válvulas de construcción casera, como recuerdo de los transmisores de la época 1920-1930.

Un tipo de transceptores de construcción casera muy extendido son los transceptores QRP, que se caracterizan por disponer de una potencia máxima de transmisión de 5 W en telegrafía y 10 W en modo SSB. A veces operan con una potencia extremadamente baja de 100 milivatios o incluso menos, conocidos por los aficionados como QRPp. Aunque los transceptores comerciales diseñados para funcionar cerca de los niveles de potencia QRP están disponibles desde hace muchos años, muchos aficionados prefieren diseñar y construir su propio equipo, ya sea a partir de kits o desde cero.

Algunos transceptores de construcción casera quedan contenidos en pequeñas cajas metálicas, por ejemplo de pastillas de menta, bombones, galletitas o conservas de pescado, lo que obliga a los constructores a aguzar el ingenio para conseguir la miniaturización requerida.

Los comentarios están cerrados.