Zapatillas de running para triatlón K-Swiss K-Ona Ironman

Las K-Swiss K-Ona Ironman son unas zapatillas de running para triatlón que cuentan con soporte estabilizador de uretano, un interior muy confortable y canales de aire en la parte inferior para eliminar tanto el calor como la humedad excesiva. Aunque las zapatillas de running para triatlón K-Swiss K-Ona Ironman sólo pesan 255 gramos, aportan la protección y estabilidad suficiente para correr el maratón de un Ironman.

Zapatillas de running para triatlon K-Swiss K-Ona Ironman

Características de las zapatillas de running para triatlón K-Swiss K-Ona Ironman

La zapatilla K-Swiss K-Ona es una de las favoritas entre quienes buscan un modelo ligero y transpirable. Su diseño es especial para triatlón, para corredores ligeramente pronadores o neutros.

La parte superior de las zapatillas K-Swiss K-Ona está fabricada en un resistente y elástico material textil que a pesar de no tener costuras (tecnología Seamless Upper) ajusta perfectamente al pie y cuenta con refuerzos en las zonas de la punta y el talón, que es donde hay más riesgo de roce. El interior es muy confortable aun para quienes acostumbran usar las zapatillas sin calcetines.

En la zona del empeine, las zapatillas de running para triatlón K-Swiss K-Ona Ironman tienen colocadas las 5 tiras distintivas de la marca de manera que ofrecen ajuste y soporte junto con el sistema de cordones, que están elaborados con el sistema Stay-Tied Laces (cordones que permanecen atados) y son suficientemente largos para que puedan atarse de la manera que el deportista prefiera. Además, tienen una gran parte hacia los extremos con un acabado corrugado para que no se desaten y cuentan con un dispositivo para el mismo fin, que va colocado en la lengüeta.

A pesar de que es una zapatilla muy ligera, pues solo pesa 255 gramos, la K-Swiss K-Ona Ironman ofrece muy buen soporte también en el talón y tiene un cuello adecuado para ofrecer confort y no causar rozaduras.

Aunque la zapatilla de running para triatlón K-Swiss K-Ona Ironman es una zapatilla que ha sido diseñada para corredores pronadores o neutros, ofrece excelentes características de flexibilidad debido a que dispone de ranuras de flexión ubicadas en el antepié. Tiene la horma suficiente para que quienes requieren de plantillas especiales se las puedan colocar, siempre y cuando no sean demasiado voluminosas.

En cuanto a amortiguación, cuenta con mediasuela de K-Eva SuperFoam que además brinda excelente capacidad de respuesta en la pisada. Su tecnología GuideGlide además de brindar estabilidad en la pisada ofrece suavidad de movimiento punta-talón.

La zapatilla de running para triatlón K-Swiss K-Ona Ironman es una zapatilla en la que existe un total equilibrio entre amortiguación, ligereza, estabilidad, duración y confort, por lo que es muy frecuentemente utilizada por grandes figuras internacionales del triatlón.