Zapatillas de running Skechers GoRun Ride

Las Skechers GoRun Ride son unas zapatillas de running concebidas para corredores que buscan ligereza y amortiguación, e incluyen la tecnología M-Strike (Mid-foot Strike) que favorece el apoyo con la zona media del pie. Las zapatillas de running Skechers GoRun Ride son ultraligeras y disponen de entresuela compuesta de Resalyte y sensores de impulso GoImpulse unidos entre sí, lo que las hace muy estables e ideales para entrenamientos largos.

Zapatillas de running Skechers GoRun Ride

Características de las zapatillas de running Skechers GoRun Ride

Las zapatillas de running Skechers GoRun Ride son muy flexibles, sensibles, ligeras y con suela minimalista pero que protege perfectamente del impacto de la zancada. Los sensores de impulso GoImpulse unidos entre sí, aportan una elevada estabilidad y absorción de impactos a pesar de su peso de sólo 213 gramos el modelo de hombre (talla 42) y 169 gramos el modelo femenino (talla 37).

La tecnología M-Strike (Mid-foot Strike) de las zapatillas de running Skechers GoRun Ride favorece el apoyo con la zona media del pie en vez de apoyar primero el talón, permitiendo una pisada adelantada y una zancada más fluida, maximizando así la eficacia de la pisada. Tienen un drop (diferencia de altura entre el talón y el antepié) de 8 mm con la plantilla y 4 mm sin ella, por lo que son perfectas para los que quieren hacer una transición a una pisada más natural. Dado que su diseño interior hacen posible usarlas sin plantilla con total comodidad, es como tener 2 pares de zapatillas a la vez.

Las zapatillas de Running Skechers GoRun Ride continúan con la tendencia del modelo predecesor, las Skechers GoRun, de optimizar la pisada no solamente amortiguando el impacto sino aprovechando al máximo toda esa energía y al mismo tiempo dar un mejor uso a la parte media del pie. Para ese fin es que se ha diseñado la exclusiva tecnología M-Strike, exclusiva de la marca Skechers.

Son unas zapatillas que a primera impresión resultan muy suaves y ligeras, que no disponen del contrafuerte del talón que tienen muchas otras otras zapatillas. Cuentan con plantillas removibles y realmente ofrecen la opción de ser usadas con o sin ellas, dependiendo de las preferencias y las necesidades de cada corredor.

Debido a su diseño, las zapatillas de running Skechers GoRun Ride disponen de un amplio espacio en la parte frontal, lo que no perjudica el ajuste de la zapatilla pero sí permite libertad de movimiento de los dedos de los pies, lo que proporciona mejor agarre, adherencia e impulso. En cuanto a la flexibilidad, se puede decir que ofrece 360° de flexión por lo que permiten una magnífica adaptabilidad al pie en cada uno de sus movimientos.

Estas zapatillas, en puntos estratégicos a lo largo y ancho de la suela, tienen distribuidos algunos sensores de impacto que al pisar envían al cerebro información inmediata de la pisada, por lo que se dice que proporcionan una gran interacción durante la carrera. Los sensores de impacto además sirven para ofrecer control y estabilidad y forman parte de la tecnología GoImpulse.

Respecto a su aspecto exterior, las zapatillas Skechers GoRun Ride vienen en combinaciones de colores variados aunque un poco más conservadores que otros modelos. Tienen la lengüeta y el cuello acolchado y la parte superior está construida en mesh elástico, para un mejor ajuste y mayor confort. En los laterales ofrece estructura para brindar soporte y estabilidad.

Las Skechers GoRun Ride son unas zapatillas de running con una buena amplitud en la zona de los dedos, que combinan la velocidad y agilidad de unas zapatillas ultraligeras con cualidades como amortiguación y comodidad. Están orientadas a corredores de peso medio a ligeros. Dado que no tienen costuras en el interior, resultan cómodas incluso para correr sin calcetines. Están disponibles en variados colores y se comercializan modelos de hombre y de mujer.