Speedo LZR Racer, el bañador de los records

El Speedo LZR Racer (pronúnciese "laser raser", en español "corredor láser"), lanzado el 13 de febrero de 2008, ha revolucionado el mundo de la natación. 28 de los 29 records mundiales de natación que se han batido desde su lanzamiento se los han apuntado nadadores equipados con el Speedo LZR Racer, lo que acredita su calidad. Reduce la fricción del nadador con el agua en un 10% y mejora la toma de aire en torno a un 5%, tanto por su diseño como por el material empleado.

Speedo LZR Racer

Sus prestaciones se deben tanto a su diseño (fabricado con sólo tres piezas unidas por ultrasonidos en lugar de costuras) como al material empleado, una fibra de neopreno y poliuretano ultra-ligera y repelente al agua. El resultado es una reducción de la fricción del nadador con el agua en un 10% y una mejora del 5% en la toma de aire de los nadadores.

En su diseño han colaborado con Speedo instituciones como la NASA, el Australian Institute of Sport o la University of Nottingham, empleando el mismo software que se utiliza para diseñar los motores de F1 o los barcos de la Copa América, el Ansys CFD.

La polémica surgió de cara a las próximas Olimpiadas de Pekín, aunque finalmente la Federación Internacional de Natación ha homologado el bañador tras consultar a otros fabricantes como Arena o Diana, y siempre con la condición de que esté disponible para todos los competidores, a fin de evitar una desventaja tecnológica de unos nadadores respecto a otros.

Speedo LZR Racer software

Truco publicitario o avance tecnológico, los bañadores "rápidos" han llegado para quedarse, y dado su alto precio, alrededor de 470 Euros, su rentabilidad está asegurada.