Autocaravanas capuchinas

Las autocaravanas capuchinas (en inglés "alcove motorhome" o "mini-motorhome") son un tipo de autocaravanas que se caracterizan porque el extremo de la cabina habitable se prolonga sobre el habitáculo de conducción. Es el tipo más frecuente de autocaravana, ya que se construyen a partir de un chasis convencional de furgoneta o camión pequeño, sobre el que se instala la estructura del habitáculo.

Autocaravanas capuchinas

Características de las autocaravanas capuchinas

Las autocaravanas capuchinas representan el concepto clásico de autocaravana y es el tipo más frecuente de autocaravana, existiendo mucha variedad de modelos en el mercado.

La característica que la define es precisamente la que le da su nombre, la capuchina, un espacio creado sobre la cabina donde se sitúa una cama doble. Con ello se gana espacio para dormir sin sacrificar habitabilidad.

De esta manera, el habitáculo interior se prolonga hasta ser una especie de ático sobre la cabina de conducción, y se aprovecha para poder poner una cama doble. A este respecto, es importante que entre la cama capuchina y el techo de la autocaravana tengamos la máxima altura disponible.

En las autocaravanas capuchinas, exteriormente se aprecia claramente la separación de los dos elementos que la componen, cabina y habitáculo, pero interiormente suelen ser muy aprovechables ya que albergan una cama grande en el volumen sobre la cabina.

Como inconveniente, dicha prolongación del extremo del habitáculo sobre la cabina de conducción penaliza su aerodinámica, lo que hace subir el consumo de combustible y empeora su estabilidad.

La gran buhardilla sobre la cabina de conducción permite obtener una amplia y cómoda cama fija de gran tamaño sin necesidad de sacrificar la habitabilidad interior, aprovechando así el resto del espacio interior para otras funciones.

La distribución interior clásica es la cama doble fija detrás y el salón en el centro, que a veces es transformable en otra cama. De esta manera siempre están disponibles la cama doble y la cama del capuchino, por lo que unos pueden dormir mientras otros están en el salón, lo que resulta muy cómodo.

Estas autocaravanas son ideales para viajar hasta un máximo de 7 personas y son las más populares. Son muy adecuadas para grupos de amigos y sobre todo para familias con hijos, ya que a los niños les encanta jugar y dormir en la buhardilla, que es un espacio perfecto para jugar.

Es un tipo de autocaravana que aprovecha al máximo el espacio a bordo, ya que por su configuración interna es la solución perfecta para acomodar un gran número de personas en su interior.

Generalmente se fabrican a partir de un chasis-cabina de furgoneta o camión pequeño, sobre el cual se monta la estructura del habitáculo, por lo que exteriormente se distinguen claramente las dos partes del vehículo, cabina y habitáculo, así como el vehículo de serie del que deriva. Por lo general el precio suele ser algo inferior que otras opciones, por la relativa facilidad de construcción.