Zapatillas de running Nike Free

Continuamente nos enteramos que ha salido el último adelanto en zapatillas de running y siempre pensamos que ya no puede haber nada mejor. Sin embargo la tecnología avanza a pasos agigantados, por lo que siempre surge algo que supera a lo anterior. En cuanto a zapatillas de running, Nike pone a nuestro alcance las zapatillas Nike Free en varios modelos con los que podemos correr con pasos tan suaves y naturales que casi podríamos pensar que andamos descalzos.

Zapatillas de running Nike Free

Características de las zapatillas de running Nike Free

Las zapatillas de running Nike Free permiten correr con la sensación de andar descalzos, pero sin las incomodidades que esto implica ya que brindan amortiguamiento, tracción y soporte. No limitan el movimiento nartural del pie, con lo que los tendones, ligamentos y músculos de pie, tobillos y pierna se refuerzan, reduciendo así el riesgo de lesión.

Claro que no se trata solamente de pensar que con ponernos las zapatillas de running Nike Free tenemos ya el éxito a nuestro alcance. Incluso Nike hace la recomendación de que el cambio de cualquier otra zapatilla a las Nike Free debe ser una transición gradual para que poco a poco se ejerciten y fortalezcan partes del pie que con otras zapatillas no se usan. No se aconsejan para hacer rodajes largos, sino para correr 4 o 5 km al principio, y hasta 8 km una vez acostumbrados.

Hombres, mujeres y niños podemos encontrar una zapatilla NIke Free de running con características adecuadas para cada cual, ya que hay diversos modelos. Las diferencias entre los diferentes modelos consisten básicamente en el tipo de amortiguamiento que proporcionan las distintas suelas y a algunas características de los materiales y/o tejidos de las partes superiores de las zapatillas.

Los modelos se identifican por un número que va desde 1.0 hasta 5.0. Un número menor implica una suela más delgada y por lo tanto más flexible. Pero aclaremos que sea cual sea el grosor de la suela, se trata de suelas altamente flexibles y que al mismo tiempo ofrecen equilibrio y estabilidad, por lo que se conserva siempre el principio de Nike Free.

Las suelas tienen un tipo de ranurado hexagonal, o bien con cuadrados o rectángulos, que nos permite doblar el pie al mismo tiempo que ofrecen una excelente tracción en cualquiera de los distintos tipos de suela Nike Free. Mientras una zapatilla normal no puede flexionar su suela más de 40°, las Nike Free llegan a los 55° gracias al ranurado de su suela que facilita al máximo la movilidad.

En los modelos Flyknit el tejido de la parte superior de la zapatilla se adapta al contorno del pie en una forma firme, fresca y natural para que el pie tenga ventilación y soporte.

Nike ofrece la posibilidad de tener unas zapatillas Nike Free de características personalizadas. Para ello nos permite seleccionar el grosor de la suela exterior, el color de la entresuela y otros detalles. También pueden incluirse nombres, iniciales o algún otro tipo de identificación personalizada, siendo el tiempo de entrega de alrededor de un mes.

Los comentarios están cerrados.