Reproductor multimedia digital

Un reproductor multimedia digital (DMP, Digital Media Player) es un dispositivo electrónico orientado al entretenimiento en el hogar, que se puede conectar a una red local, generalmente doméstica, para transmitir archivos multimedia, como música, imágenes o vídeo, desde un ordenador personal, un dispositivo de almacenamiento de datos conectado a la red u otro servidor de archivos en red, para reproducirlos en un sistema de cine en casa (Home Cinema), en un televisor o en un proyector de vídeo.

Reproductor multimedia digital

Características de los reproductores multimedia digitales

Un reproductor multimedia digital (DMP, Digital Media Player), también llamado «receptor multimedia digital» (DMR, Digital Media Receiver), es un dispositivo electrónico de entretenimiento para el hogar que puede conectarse a una red doméstica para transmitir medios digitales, tales como música, fotos o vídeo. Permite transmitir al televisor diferentes tipos de contenido multimedia, y pueden estar conectados a la red doméstica por cable o de forma inalámbrica y recibir archivos de distintos aparatos.

Los reproductores multimedia digitales no deben confundirse con los reproductores multimedia portátiles (en inglés «Portable Media Player»), que son dispositivos portátiles de electrónica de consumo capaces de almacenar y reproducir medios digitales como audio, imágenes y archivos de vídeo.

Los reproductores multimedia digitales pueden transmitir archivos desde un ordenador personal o un dispositivo de almacenamiento conectado a la red o desde otro servidor multimedia en red, para reproducir los medios en una pantalla de televisión o video proyector para cine en casa. La mayoría de los reproductores multimedia digitales se controlan mediante un mando a distancia.

Entre los receptores multimedia existe una gran variedad, algunos solo funcionan como un enlace entre dos aparatos de la red, por ejemplo entre el ordenador y el televisor. Otros incorporan software que les permite acceder a internet y servicios de streaming.

Algunos reproductores multimedia digitales también cuentan con funciones de Smart TV, como permitir a los usuarios transmitir películas y programas de televisión desde Internet o desde servicios de streaming, o desde sitios web como YouTube, Vimeo, Netflix, Spotify y Amazon.

Algunos otros reproductores multimedia digitales permiten a los usuarios reproducir contenido almacenado localmente desde un disco duro USB o desde una unidad de disco duro externo o interno a través de un puerto Serial ATA (SATA). Este tipo de reproductores multimedia digitales a veces se denominan HD Media Players o HDD Media Player si pueden soportar una unidad de disco duro instalada en su interior.

Actualmente es común encontrar otros dispositivos que incorporan las funciones de un receptor multimedia, entre los que se encuentran los Smart TV y las consolas de videojuegos. En algunos casos, la principal diferencia entre la mayoría de reproductores multimedia digitales y muchos decodificadores, es que los decodificadores contienen generalmente al menos un sintonizador de TV y son capaces de recibir la señal de televisión, ya sea por cable, satélite, TDT o IPTV.

Respecto a las funcionalidades, de acuerdo al modelo y las capacidades del dispositivo, a través de un receptor multimedia se pueden llevar a cabo diferentes tareas:

  • Ver TV Online, además de grabar lo que se está viendo.
  • Jugar a videojuegos, en ocasiones diseñados para otros dispositivos a través de emuladores. Dependiendo del sistema operativo se tendrá una gran cantidad de juegos compatibles.
  • Navegar en Internet, acceder a las redes sociales y diferentes páginas de Internet.
  • Acceder a programas de suscripción de video, además de páginas que ofrecen servicios de streaming.
  • Reproducir, catalogar y guardar, una gran variedad de formatos de audio, imágenes y video.
  • Emitir video en tiempo real o subirlo a la nube.
  • Recibir contenido multimedia desde otros dispositivos.
  • Realizar videoconferencias, algunos incorporan cámara web y otros requieren de una cámara externa.