Pantallas TFT

Las pantallas TFT, también llamadas pantallas TFT-LCD o pantallas LCD de TFT, son un tipo de pantallas LCD (Liquid Crystal Display, Pantalla de cristal líquido) que usan tecnología TFT (Thin Film Transistor, Transistor de película delgada) para controlar los pixels. Tanto en los monitores de ordenador como en las televisiones, las pantallas TFT han desplazado a las pantallas de tubos catódicos CRT por su pequeño espesor, peso y volumen, alta resolución y bajo consumo, en especial con retroiluminación LED.

Pantallas TFT

Características

Actualmente, monitor TFT es sinónimo de monitor LCD, aunque estrictamente hablando un monitor TFT es un tipo de monitor LCD de matriz activa.

Las pantallas LCD pueden emplear dos tecnologías para controlar los pixels:

  • Estructura de matriz pasiva (STN, DSTN, CSTN): proporciona tiempos de respuesta lentos y un contraste pobre y se emplea en pantallas pequeñas como relojes digitales, calculadoras o pantallas monocromo de ordenadores portátiles.
  • Estructura de matriz activa (TFT): se emplea en dispositivos en color de mayor tamaño que precisan alta resolución, tiempos de respuesta rápidos y mayor brillo, como los monitores de ordenador y televisores LCD.

Existen varios tipos de pantallas TFT según la tecnología empleada, como TN, IPS, AFFS, MVA, PVA o ASV, obteniéndose con cada una de ellas pantallas TFT de muy distintas características en lo referente a tiempo de respuesta, ángulo de visión, calidad de imagen, contraste, luminosidad, profundidad de negro o gama de colores.

Tecnologías de retroiluminación

Los paneles LCD de las pantallas TFT necesitan retroiluminación para iluminar los pixels desde la parte posterior, existiendo básicamente dos tecnologías:

  • Retroiluminación CCFL: se emplea en las pantallas LCD convencionales y utiliza CCFL (Cold Cathode Fluorescent Lamp, Lámpara fluorescente de cátodo frío), que proporcionan un contraste relativamente bajo y una iluminación blanca algo irregular.
  • Retroiluminación LED: se utiliza en las pantallas LED y emplea diodos LED (Light-Emitting Diode, Diodo emisor de luz), obteniéndose un contraste saturado, tonos negros intensos, alta resolución y una iluminación más uniforme y precisa que con CCFL.

Ventajas

Veamos las principales ventajas de las pantallas TFT:

  • Pequeño espesor y volumen.
  • Peso reducido.
  • Bajo consumo, en especial con retroiluminación LED.
  • Alta resolución.
  • Las pantallas TFT son menos perjudiciales para la vista por su alta tasa de refresco.

Inconvenientes

Veamos los principales inconvenientes de las pantallas TFT:

  • La calidad de imagen, contraste, luminosidad y profundidad de negro de las pantallas TFT no es tan buena como en los CRT.
  • Algunos tipos de pantallas TFT tienen una pobre reproducción de color, ya que sólo emplean 6 bits por cada color RGB, 18 bits en total, en lugar de los 24 bits que necesitan las tarjetas de gráficas truecolor.
  • Las pantallas TFT suelen tener un escaso ángulo de visión, especialmente en dirección vertical.
  • Algunos modelos de pantallas TFT tienen tiempos de respuesta lentos, lo que puede generar imágenes fantasmas por problemas de refresco.
  • Las pantallas TFT pueden tener pixels defectuosos, permanentemente apagados (muertos) o permanentemente encendidos (atascados).
  • Ofrecen resultados óptimos en la resolución nativa o fracción, pero suelen perder calidad a otra resolución.

Los comentarios están cerrados.